Da comienzo el LatAm Energy Forum en Santiago de Chile

Ayer, 3 de abril, comenzó en Santiago de Chile el LatAm Energy Forum de dos días de duración. El foro invita a explorar, junto a las principales voces reguladoras y privadas de Latinoamérica, las políticas y marcos regulatorios, estrategias, y mecanismos para el desarrollo e integración energética sostenible de la región.

En la sesión de ayer, los expertos pidieron políticas económicas a largo plazo que fomenten las energías renovables en la región.

La realidad de los países es muy diferente. Mientras Chile y Uruguay hicieron apuestas claras en las energías solar y eólica, respectivamente, en Perú, por ejemplo, presa de una crisis política en los últimos meses que terminó con el cambio de gobierno, el avance está muy atrasado, según César Butrón, presidente del COES -SINAC.

La financiación y comercialización, la integración de las energías renovables no convencionales a la red, la interconexión regional o las nuevas soluciones de estabilidad para los sistemas eléctricos son algunos de los desafíos aún no resueltos de la producción de energía limpia en la región.

“En lo que va a ver en la próxima década va a ser sorprendente, esto es cada vez más rápido, más radical y más fuerte”, aseguró José Ignacio Escobar, director general para América del Sur de la española Acciona Energía.

Chile ha visto un auge de las energías renovables en los últimos años, pero existe la preocupación de que al reducirse drásticamente los precios de los contratos de energía eólica y solar en las subastas reguladas, será más difícil encontrar nuevas inversiones. Escobar señaló que los precios de las tecnologías verdes en las subastas de energía están disminuyendo drásticamente en todo el mundo, por lo que el país mejor equipado para manejar las necesidades específicas de los proyectos renovables terminará viendo sus proyectos en desarrollo.

También cree firmemente que Chile puede funcionar completamente con energía renovable, no solo en electricidad, sino también para todas sus necesidades de energía primaria.

Añadió que espera que en 2030 tengamos un mundo con más del 50 % de energías renovables.

Si la región explotara solo el 10 % del potencial de energía eólica y solar, la producción energética sería 8 y 14 veces mayor, respectivamente, que el consumo de energía actual de 21 países de la región, apuntó Carolina Zelaya, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía de Chile.

La experiencia de Uruguay, “un laboratorio de la realidad”, fue expuesta como ejemplo en este foro de expertos.