La fotovoltaica en el mundo: Estados Unidos y Eslovaquia

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido al Congreso un recorte del 72 % en la investigación de energía limpia del Departamento de Energía (DOE). Según The Washington Post, si el Congreso decide aprobar un presupuesto a largo plazo basado en las recomendaciones del presidente, la Oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable (EERE) del Departamento de Energía (DOE) pasaría de disponer de $ 2,04 mil millones a $ 575,5 millones, e implicaría la pérdida de casi 250 trabajos.

El periódico informa que los mayores recortes de investigación recaerán sobre los vehículos de bajo consumo de combustible (82 %), pero las investigaciones sobre tecnologías de energía solar verán reducido su presupuesto en un 78 %. El futuro del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), que recibe la mayor parte de su presupuesto de $ 293 millones de EERE, no está claro.

Dado que los documentos del presupuesto son un borrador, los recortes no son definitivos, y el senador Lamar Alexander definió los recortes como meras “sugerencias”, recordando a la gente que el Congreso es el organismo que autoriza cualquier gasto gubernamental.

 

Por otro lado, aunque el mercado solar eslovaco ha crecido a un ritmo muy lento en los últimos cuatro años, el interés de los propietarios por las soluciones de energía solar sigue siendo fuerte, como es evidente en la respuesta a la última ronda del Programa de Casas Verdes del país de Europa Oriental (Zelená domácnostiam), esquema de reembolso para pequeñas instalaciones solares y renovables. En la primera ronda de reembolsos solares de 2018, los fondos se asignaron en solo nueve minutos. Más de dos tercios de los proyectos seleccionados incluyeron una solución de almacenamiento.

Según la Agencia Eslovaca de Innovación y Energía (SIEA), todos los fondos para las devoluciones, que se concedieron a proyectos fotovoltaicos residenciales con una capacidad de hasta 10 kW, y ubicados fuera del territorio de Bratislava, se asignaron en solo nueve minutos después de la ronda se lanzara a través del portal online del programa.

Al igual que en las rondas anteriores, los incentivos se otorgaron por orden de llegada.

SEIA hizo hincapié en que, de las 588 licencias otorgadas, solo 143 no incluían un sistema de almacenamiento. En general, se asignaron alrededor de € 1,65 millones en incentivos en la ronda, que se dedicó exclusivamente a la energía solar fotovoltaica. Una segunda ronda de este tipo se lanzará en la segunda mitad de este año.

El presupuesto total para el programa financiado por la UE en 2018 es de € 14 millones, y una cuarta parte se designará a la fotovoltaica.

El plan, que expirará este año, ha sido responsable del débil crecimiento solar registrado en el país en los últimos cuatro años: alrededor de 20 MW. En 2014 y 2015, la capacidad fotovoltaica instalada fue de alrededor de 4 MW y 2 MW respectivamente, mientras que las nuevas incorporaciones para 2016 sumaron alrededor de 5 MW.

En 2017, según las estimaciones preliminares proporcionadas a pv magazine por SAPI, los sistemas fotovoltaicos recién instalados alcanzaron solo 3 MW.