Las escuelas rurales más alejadas de Antioquia, Colombia, funcionarán con solar

Share

La gerencia de Servicios Públicos de la gobernación de Antioquia ha creado una iniciativa que se pondrá en marcha en las próximas semanas: en 134 escuelas rurales ubicadas en las veredas más alejadas de Antioquia se instalarán módulos solares para que los niños tengan la posibilidad de usar aparatos tecnológicos. La inversión el proyecto asciende a 6.792 millones de pesos (2.378.000 dólares).

Se trata de uno de los mayores proyectos en materia de electrificación rural con carácter social realizado en Colombia.

De acuerdo con datos de la gobernación, la cobertura de electrificación en Antioquia en el sector rural es del 95,31 %. Sin embargo, aún existen 21.100 predios que no cuentan con acceso a la electricidad.
Se trata, en su mayoría, de sitios a los que no es posible llegar con la energía convencional (a través de redes y cableado), en algunos casos por su distancia geográfica y por el costo financiero excesivamente alto que representaría.
Entre las 134 escuelas beneficiadas hay 63 indígenas, y pertenecen a veredas de 18 municipios. Cada escuela atiende a aproximadamente de 20 o 30 niños.
Los sistemas fotovoltaicos son de 2 Kw cada uno.

También se beneficiará la población campesina y afrodescendiente porque también se prevé instalar módulos solares en los centros comunales.
De acuerdo con James Gallego, gerente de Servicios Públicos, unos 15.000 campesinos e indígenas tendrán acceso a los servicios.
“El proyecto fue adjudicado en noviembre, se inició en diciembre, estamos en planeación. Empieza la ejecución en los municipios de Murindó, Dabeiba y Frontino. Tiene un tiempo de duración de dos meses”, indicó el funcionario, quien añadió que el sistema consta de unos paneles con respaldo de ocho baterías y que está diseñado para darle energía las 24 horas a 10 computadores, una nevera, luminarias y un ventilador.

La gerente indígena de Antioquia, Llanedt Martínez, sostuvo que para las comunidades tendrá gran beneficio, debido a que hay muchas en las que no se puede acceder a televisores ni computadores. Además, en las escuelas será posible refrigerar los alimentos que consumen los estudiantes.