La provincia argentina de Entre Ríos usará la solar para mejorar la calidad del servicio en las zonas rurales

En el marco de la Planificación Energética a 10 años que el gobierno de la provincia argentina de Entre Ríos anunció y comenzó a desarrollar a través de Enersa el pasado año, la distribuidora estatal realizó una primera reunión para tratar el Programa Provincial de Electrificación Rural Productivo: se trata de un trabajo conjunto de planificación para mejorar la infraestructura eléctrica y acompañar el desarrollo productivo de las zonas rurales de la provincia.
Con ese fin, Enersa, la Secretaría de Energía, las Cooperativas Eléctricas y el EPRE elaborarán un plan integral que contemplará el desarrollo de infraestructura eléctrica y centrales solares en puntos estratégicos.
El gobierno provincial de Entre Ríos ha comunicado que en unos 100 días se definirá el plan y requerirá del conocimiento y experticia de los especialistas de las entidades antes mencionadas. Una vez definido el plan, se determinará el importe estimado de la inversión, se consensuarán los fondos anuales que se destinarán a obras y se definirán las distintas regiones que se verán involucradas.
“En una primera instancia, el plan consistirá en el reemplazo de las líneas troncales rurales existentes y del tendido de nuevas líneas en jurisdicción de las 18 Cooperativas y Enersa”, explicó el secretario de Energía y presidente de Enersa, Jorge González. “La idea es poder hacer la primera licitación por este tema específico en abril o mayo como máximo. Esto va a representar un gran aporte del gobierno de la provincia de Entre Ríos para las Cooperativas, para Enersa y, especialmente, para todos los sectores rurales productivos”.
Un alto porcentaje de estos sectores se encuentra en zonas rurales, donde mejorar las condiciones de suministro y calidad de energía eléctrica es prioritario. Con la definición de los nuevos troncales, tanto las Cooperativas como Enersa podrán realizar las obras complementarias necesarias para garantizarles a los usuarios rurales un servicio mucho más seguro.
Dentro de este programa, también se avanzará en la necesidad de promover el uso de energías renovables, especialmente la fotovoltaica, instalando pequeñas centrales solares en zonas rurales para luego vincularlas a líneas que tengan la capacidad suficiente para abastecer puntos estratégicos de alta demanda.
“Es un doble propósito”, agregó González. “Hoy nos va a permitir mejorar la calidad de servicio tanto en niveles de tensión como en cantidad de energía que les llega a los usuarios rurales, y después podremos trabajar en la extracción de la energía limpia a partir de la instalación de estas centrales solares”.
“Es un programa que me enorgullece, especialmente porque las cooperativas eléctricas de la provincia atienden a un gran porcentaje de usuarios rurales”, explicó el titular regional de la FACE Rafael Zambiazzo. “Y en cada una de ellas contamos con importantes sectores de la producción que se verán altamente beneficiados con este plan”.