El estado brasileño de São Paulo introduce la exención del ICMS para la fotovoltaica en edificios públicos

El gobierno del estado brasileño de São Paulo ha publicado en el boletín oficial regional el Decreto 63.695 que introduce un cambio en la regulación fiscal del estado que permitirá a la exención del ICMS, el impuesto sobre Circulación de Mercancías y Servicios, para el equipamento fotovoltaico utilizado en proyectos de generación distribuida localizados en edificios públicos.

“São Paulo es el segundo mayor estado de Brasil por número de unidades generadoras de energía fotovoltaica con cuatro mil instalaciones y un potencial de 24 MW. Este decreto, firmado por el Gobernador Alckmin, da garantía al inversor y genera economía para los edificios públicos, una combinación perfecta”, dijo el secretario de Energía y Minería del estado, João Carlos Meirelles.

El beneficio fiscal será aplicado a las piezas, estructuras de soporte, transformador, cables eléctricos, interruptores, inversores, string box, cuadros de mando y seguidores utilizados en el montaje de las instalaciones.

El estado de São Paulo ya había ratificado, junto con la mayoría de los estados de Brasil, la Convención 16/15 (Convenio ICMS 16/2015), una regulación introducida por el gobierno central del país en 2015 para eximir a los productores de energía solar de medición neta del pago del ICMS.

En agosto, además, la Secretaria de Energia e Mineração del estado anunció la publicación de un nuevo reglamento para la autorización ambiental de proyectos de energía solar. El estado de São Paulo, además de ser la región del país donde se concentran sus principales actividades económicas, es el territorio donde más instalaciones residenciales y comerciales se están realizando. Eso se debe también a los altos costes de la electricidad para los residentes en este estado, que ven en la fotovoltaica una solución para la reducción de las facturas eléctricas.