La fotovoltaica en el mundo: China y Rumanía

Share

China superó todas las expectativas en 2017 al instalar una cantidad récord de energía solar fotovoltaica. Mientras que las cifras finales aún están por publicarse, parece probable que el país superará 54 GW de nuevas instalaciones.

Al igual que en 2017, las predicciones para este nuevo año contemplan aumentos en las instalaciones a medida que se cierren los plazos de las FIT el 30 de junio y el 30 de diciembre.

Según EnergyTrend, bajo el “Plan de Construcción” de China se instalará un máximo de 7,2 GW de solar antes del 30 de junio (la llamada fecha límite de 630), mientras los desarrolladores buscan evitar las nuevas tarifas FIT que serán más bajas si sus plantas no están operativas en esta fecha.

Se ha aprobado un total de 14,4 GW de capacidad según EnergyTrend.

Los analistas taiwaneses dicen, sin embargo, que según la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), “a partir de 2019 no habrá un período de gracia de medio año para los proyectos de energía fotovoltaica, lo que significa la aceleración de la instalación en aras de subsidios más generosos”.

En general, se espera que la demanda solar en la primera mitad del año sea fuerte, particularmente para proyectos montados en tierra, que también recibirán un impulso del Programa Top Runner de China: un programa de licitación anual basado en subastas para proyectos que utilizan módulos de alta eficiencia y tecnologías avanzadas.

De cara al futuro, se espera que se instalen hasta 20 GW en el período previo al FIT del 30 de diciembre.

El gobierno de China ha establecido un objetivo solar de 105 GW para 2020. Según los consultores de energía limpia de Asia Europa (AECEA), sin embargo, la capacidad fotovoltaica total del país ya ronda los 120 GW. Bloomberg New Energy Finance (BNEF) calcula una capacidad total de alrededor de 94 GW, y señala que esta cantidad se ha logrado “a pesar de la incertidumbre sobre cómo se cobrarán los pagos de subsidios y los retrasos en los pagos”.

En la última edición de PV Demand Market Tracker de IHS Markit, China se ha convertido en el mercado prioritario para los fabricantes nacionales, algo que probablemente dará forma al mercado este año.

En general, IHS Markit estima que se instalarán hasta 108 GW de energía solar fotovoltaica en 2018, y China representará casi la mitad de esta cifra.

 

El regulador energético rumano, ANRE, ha publicado un borrador que establece las reglas para la medición neta para instalaciones de energía solar y renovable con una capacidad de hasta 100 kW.

Los propietarios de los generadores de energía instalados bajo este esquema tendrán derecho a vender el excedente de electricidad a los cuatro distribuidores de energía del país, que son Enel, CEZ, E. On y Eléctrica, a una tasa que ANRE establecerá, dependiendo de los distribuidores.

El periódico local Unirea, que cita fuentes no identificadas de la industria, revela que la tasa oscilaría los 200 LEI ($ 51,6) por MWh, y que las nuevas reglas entrarán en vigor después de su publicación en el boletín oficial del país.

La introducción de tal esquema sería, sin duda, una buena noticia para el sector solar rumano, que hasta ahora se ha desarrollado principalmente a través de la construcción de parques solares. La mayoría de los 1,3 GW de energía solar instalados en el país, de hecho, están representados por plantas fotovoltaicas de MW construidas bajo el esquema de certificado verde, que se lanzó en 2011.

El primer intento de apoyar la fotovoltaica residencial en Rumanía lo llevó a cabo el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) en julio, cuando lanzó un nuevo marco para ayudar a los hogares rumanos a invertir en eficiencia energética, energía renovable y soluciones de ahorro de agua.