Nestlé Chile recibe el Sello Verde de Enel

Share

El pasado viernes, Enel y Nestlé Chile anunciaron que la sede chilena de Nestlé será la primera empresa de consumo masivo en acreditar que todas sus plantas de operación se abastecerán totalmente con Energías Renovables No Convencionales (ERNC) a mediados de 2018.

El plan de certificación abarca actualmente a las fábricas de Nestlé emplazadas en Macul, Maipú y Teno, que utilizan el 80 % de la energía que la empresa consume en Chile. Posteriormente, la acreditación continuará con las plantas de Graneros, San Fernando, Cancura y Llanquihue. Así, a mediados de 2018 la totalidad de las fábricas de Nestlé en Chile estarán operando solo con energía limpia.

El Ministro de Energía, Andrés Rebolledo, señaló que “como Gobierno, hemos hecho un gran esfuerzo en cambiar nuestra matriz energética, y que, empresas como Nestlé se preocupen de comprar energías limpias, demuestra que cuidar nuestro medio ambiente ya dejó de ser algo idealista, sino que ahora es una necesidad. Es un motivo de orgullo observar que tanto en el sector público como el privado, se estén tomando iniciativas tan importantes para la calidad de vida de la población y sus trabajadores”.

Enel ha creado y otorga una certificación única en el mercado chileno, que incluye un sello verde que reconoce y acredita que las empresas se abastecen de energías renovables no convencionales.

“Bajo nuestro propósito de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más sostenible, estamos orgullosos de ser la primera empresa de consumo masivo en el país que concreta el compromiso de lograr que el 100 % de nuestras plantas en Chile operen a través de energías limpias, además de fomentar una política de ‘cero residuos’ lo que ya se ha cumplido en nuestra fábrica de Graneros”, aseguró el Presidente Ejecutivo de Nestlé Chile, Pablo Devoto.

Por su parte, Nicola Cotugno, Gerente General de Enel Chile, indicó que “Las Energías Renovables No Convencionales son una realidad, tal como quedó demostrado en los últimos procesos de licitación, asumiendo éstas un rol cada vez más relevante en la matriz energética del país. Por ello, hemos creado la primera certificación en Chile que permite acreditar a los clientes libres que su energía suministrada es 100% limpia, contribuyendo así a mitigar el impacto ambiental de sus operaciones empresariales”.

Cuando el 100 % de sus fábricas estén operando con ERNC, Nestlé alcanzará los 141.300 MWh al año, y será la empresa que mayor cantidad de energía verde certificará.

En Panamá, Enel anunció también a finales de noviembre que había empezado la construcción de una planta de 8 MW que alimentará la sede panameña del grupo suizo Nestlé en Jaguïto.