Moody: el aumento de la competencia en las subastas de energía renovable aumenta el riesgo de precios erróneos

Share

La construcción de proyectos de energía renovable en el marco de mecanismos de subasta en todo el mundo conlleva el riesgo de una fijación de precios errónea, y de que un proyecto pueda resultar en pérdidas. Este es uno de los principales hallazgos del informe Renewables sector risks shift as competition reduces reliance on government subsidy publicado por el servicio de inversores de la entidad calificadora estadounidense Moody’s.

El informe advierte que, aunque las subastas competitivas estén contribuyendo significativamente a reducir la dependencia de los subsidios gubernamentales y reducir los costos de las tecnologías de energía renovable, el riesgo de una oferta de precios muy agresiva puede ser negativa si no existen factores atenuantes, si la competencia aumenta aún más.

Los autores del informe enfatizaron que los resultados de las subastas recientes para la energía solar y eólica en todo el mundo deben interpretarse con mucha cautela ya que los términos y condiciones de los contratos otorgados, así como el perfil de riesgo operativo, varían según los mercados. Por otro lado, los riesgos del proyecto pueden aumentar, ya que con tarifas más bajas se reduce el margen de error en la evaluación de costos de capital, retrasos en los proyectos, calidad de los componentes utilizados para los proyectos, retrasos en los pagos e interrupción del suministro.

El informe destaca la importancia de evaluar una serie de factores distintos a los de la disminución de los costos de las energías renovables y de las economías de escala al acercarse a una subasta competitiva, ya que las diferencias materiales entre los mercados siguen siendo decisivas para los posibles riesgos y beneficios de un proyecto. Estos factores son: 1) los términos y las condiciones del marco tarifario, 2) las reglas de licitación de la subasta, 3) consideraciones sobre estabilidad y capacidad de la red, 4) la capacidad del comprador de energía bajo el PPA para pagar facturas, 5) las sinergias de capex y los requisitos de contenido local, 6) el coste de la financiación.

“Las compañías de generación de energía”, afirma el informe, “que están desarrollando nuevas capacidades de energía renovable a través de subastas competitivas se enfrentan al riesgo de que sus actividades avancen a un ritmo insostenible. Tendrán que equilibrar sus objetivos para agregar capacidad pues confiar en pronósticos demasiado ambiciosos para el avance tecnológico podría implicar que dichos proyectos no se materialicen”. En cuanto al avance de la fotovoltaica, el informe encuentra que los paneles solares de nueva generación presentan riesgos en virtud de su limitada trayectoria.

Una medida para mitigar todos los riesgos mencionados anteriormente puede ser la diversificación de una cartera de energía renovable. “Los generadores de energía renovable con carteras grandes y diversificadas estarán mejor posicionados para ofertar competitivamente en las subastas, beneficiándose de los efectos de aprendizaje, el poder de fijación de precios en la cadena de suministro y la eficiencia en la gestión operativa. Los efectos diversificados de la cartera de generación pueden mitigar la exposición y los precios bajos”, concluye el informe. Como ejemplo, el informe cita la presencia de empresas eléctricar del sur de Europa en América Latina como positiva para las mismos empresas, ya que los riesgos son manejables en general y superados por los beneficios de la diversificación y el crecimiento más rápido que en los mercados europeos nacionales.