Uruguay baja los precios de la electricidad

La Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) de Uruguay ha celebrado su 105.° aniversario anunciando una serie de bonificaciones para clientes domésticos y próximamente para la industria, según ha informado la propia eléctrica en un comunicado de prensa.

Dicho comunicado afirma que la diversificación de la matriz energética y la gestión de la demanda en ambos sectores ha hecho posible una reducción de la tarifa eléctrica en los últimos ocho años del 30 % respecto a salarios y del 16 % en relación al índice de precios al consumo, dijo Gonzalo Casaravilla, presidente de UTE. Además, afirmó que están trabajando con el Gobierno del país, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) para bajarlas aún más.

En este sentido, la ministra Carolina Cosse consideró que las empresas públicas “son un motor muy importante de la economía y de la generación de conocimiento. Tenemos que seguir trabajando mucho más en mejorar las tarifas para los hogares y seguir un camino, que ya hemos comenzado, de ayudar con la energía en los temas de competitividad de la industria, en particular, aquella que utiliza más la energía”. Además, a partir de enero de 2018, UTE brindará información con 24 horas de adelanto sobre el precio de la energía para la toma de decisiones, a modo de experiencia piloto, según informó Casaravilla en el discurso por el 105.° aniversario de la empresa.

El cambio de la matriz energética permitió al ente conectar 147 megavatios de energía fotovoltaica y 402 megavatios de energía eólica. El total de potencia instalada habilitada asciende a 225 megavatios de fotovoltaica (según el balance publicado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería del país, los datos de finales de 2016 eran de 88,4 megavatios), 1.382,55 de eólica y 72,3 de biomasa. En cuanto a la microgeneración de energía fotovoltaica, UTE autorizó este año 3,5 megavatios en 100 instalaciones, lo que totaliza a la fecha 13 megavatios en 400 instalaciones.

Además, se están realizando mejoras de la red de distribución eléctrica (según el comunicado, el número actual de obras asciende a 680), mientras que las destinadas a nuevos servicios superan las 5.800. Como parte de su política de inclusión social, UTE regularizó el servicio a unas 4.000 familias y bonificó a unos 7.000 usuarios por 4,5 millones de pesos (150.000 dólares estadounidenses), debido a la afectación del servicio en inundaciones y otros sucesos climáticos de importancia.