La fotovoltaica en el mundo: Taiwán y Europa

Los grandes fabricantes de células taiwaneses Neo Solar Power (NSP), Gintech y Solartech han cesado hoy lunes 16 su actividad el mercado de valores de Taiwán, y todos los rumores apuntan a que las tres empresas podrían fusionarse en una. De ser así, se crearía el mayor fabricante de células de Taiwán, con una capacidad de producción de más de 4,5 GW. Se espera que esta semana las tres empresas hagan un comunicado oficial, pero las fuentes de pv magazine en Taiwán hablan de una fusión o de la creación de una “súper liga de células solares”. Las tres empresas cuentan con unidades de producción en otros países (Tailandia, Vietnam y Malasia) y tienen experiencia en la fabricación de células mono, multi y PERC. Los tres fabricantes han tenido una situación difícil en la primera mitad de año: NSP, por ejemplo, obtuvo unos ingresos de 144,5 millones de dólares, un importe 57,9 % inferior al del año anterior. Por su parte, Gintech solo ha visto descender sus ingresos en un 30 %. Por otro lado, los expertos alertan de que China está alcanzando a Taiwán y que el “desnivel de conocimiento” que existía entre ambos países se está nivelando y es de apenas unos meses.

El Vicepresidente de la Comisión Europea Maroš Šefčovic anunció la pasada semana la creación de una nueva iniciativa de alianza de baterías denominada “Airbus para baterías”. Su lanzamiento se produjo el 11 de octubre y contó con la asistencia de la UE y una seria de grandes empresas alemanas entre las que se cuentan el fabricante de coches Daimler, la empresa de ingeniería Siemens y el grupo químico BASF. El fabricante de coches francés Renault también fue invitado al acto que pretende promover un consorcio para mejorar la competitividad del sector. “La falta de una base de fabricación de células para baterías europea perjudica la posición de los clientes industriales europeos debido a posibles carencias de la cadena de suministros, el aumento de costes derivado del transporte, retrasos en el suministro, control de calidad menos eficiente o limitaciones en el diseño”, dijo Šefčovic. “Por ello, debemos actuar rápido y conjuntamente para superar esta desventaja competitiva y capitalizar nuestro liderazgo en muchos sectores de la cadena de valor de las baterías, desde los materiales hasta la integración del sistema y el reciclaje”. Se cree que las tecnologías de almacenamiento formarán un pilar vital en la transición de energía europea. La Comisión Europea afirmó que adoptará un plan estratégico el próximo año y podría contar con el apoyo de fondos de la EU por valor de 2,2 mil millones de euros. Los mayores fabricantes de baterías se en encuentran en Corea (LG, Samsung), china (BYD, CATL), Japón (NEC; Panasonic) Y América (TESLA).