Científicos crean un tejido fotovoltaico resistente al agua

Científicos del Instituto de investigación japonés RIKEN y de la Universidad de Tokio han desarrollado un sistema fotovoltaico ultrafino integrado en películas elásticas e impermeables que puede seguir generando energía solar incluso bajo el agua o después de ser sometido a estrés mecánico, como por ejemplo, después de ser lavado en lavadora.

Este material tan delgado y elástico puede integrarse en textiles usados para hacer ropa. Los científicos han usado un revestimiento hecho con elastómero de base acrílica que evita la filtración de agua y deja pasar la luz.

Los científicos han sometido el tejido a numerosos test, y encontraron primero que tenía una alta eficiencia energética del 7,9 % y produce corriente de 7,86 mW/cm2. La eficiencia solo disminuye al 5,4 % después de sumergirlo en agua durante 120 minutos. Además, se mantiene un  80 % del valor inicial de la eficiencia incluso después de un 52 % de compresión mecánica de 20 ciclos de 100 minutos con exposición al agua, según se ha publicado en la revista Nature Energy.

Esta célula fotovoltaica orgánica extremadamente fina y flexible está basada en un material denominado PNTz4T, que desarrollaron los científicos en un trabajo anterior.

Según Takao Someya, el director del grupo de investigación, estas células podrían usarse para suministrar energía a monitores de salud que se pueden llevar en ropa, capaces de registrar los latidos del corazón y la temperatura corporal y proporcionar alerta temprana en caso de problemas médicos.