Entrevista con el presidente de ABSOLAR, Rodrigo Sauaia: la solar tiene en Brasil la misma velocidad de implementación que la eólica

pv magazine: El gobierno decidió incluir la fuente solar fotovoltaica en solo una de las subastas que se celebrarán este año. ¿Cómo ve esta decisión ABSOLAR?

Rodrigo Sauaia: ABSOLAR considera que no existe justificación razonable para la exclusión discriminatoria de la fuente solar fotovoltaica de la subasta A-6. Los argumentos dados por el gobierno de que la implementación de la tecnología es rápida y de que sería difícil calcular los precios de la energía a más largo plazo, no tienen fundamento técnico ni económico. La fuente solar fotovoltaica no solo tiene la misma velocidad de implementación que la fuente eólica, que fue incluida en la subasta A-6, sino que a menudo se contrata para ser entregada en 5 años, modelo aplicado en diversos países. Incluso en Brasil, la fuente solar fotovoltaica ya había participado en el pasado en dos subastas A-5. Eso significa que no hay respaldo histórico para esta medida. Consideramos que la decisión fue un error grave, que debe evitarse en el futuro. Es necesario la igualdad y la justicia para el sector, incorporándolo en todas las subastas de energía eléctrica del país, sin discriminaciones o prejuicios subjetivos. Sin embargo, la inclusión de la solar fotovoltaica en la subasta A-4, que se realizará el 18 de diciembre, es una señal importante de la reanudación de la contratación de la fuente después de la cancelación de las subastas de 2016. Además, estamos pidiendo al gobierno la realización de una subasta adicional para solar fotovoltaica en el primer trimestre de 2018, con entrega de energía a mediados de 2020, para recuperar la continuidad de la contratación y un adecuado desarrollo del sector solar fotovoltaico brasileño.

PVM: ¿Qué volumen de proyectos fotovoltaicos espera que pueda ser contratado en la subasta A-4 de este año?

RS: Esta información solo se sabrá tras la finalización de la subasta y dependerá de la asignación realizada por el gobierno. La recomendación sectorial de ABSOLAR es que el gobierno mantenga una contratación anual en el rango de 2.000 MW, un volumen capaz de promover el adecuado desarrollo de los diferentes eslabones de la cadena productiva de la fuente. Hemos tenido este nivel de contratación en 2015, con dos subastas que incluían la participación de la fuente.

PVM: ¿Espera también una nueva caída de los precios de venta de la energía?

RS: Hay diferentes factores que hay que tener en cuenta en este análisis, algunos de ellos apuntan a una reducción y otros a un aumento de los precios. Por un lado, los costos de la energía solar fotovoltaica continúan una trayectoria de reducción a medio y largo plazo. No obstante, es posible un ligero aumento a corto plazo, debido al aumento de la demanda estacional de algunos países como EE. UU. y China, pero la tendencia a largo plazo prevalece. Soy optimista y creo que la intensa competencia prevista para el A-4, que contó con más de 18,3 GW en proyectos registrados, así como la diversificación de los modelos de financiación, contribuirán a una reducción de los precios en la subasta de este año.

PVM: ¿Usted cree que los proyectos ganadores de la subasta estarán mejor posicionados para su construcción en relación a los años anteriores?

RS: El estudio de mercado de ABSOLAR indica que solo algunos de los proyectos de la subasta de 2014 tuvieron problemas para su entrega debido a fuertes turbulencias de la macroeconomía y política brasileñas en el período. Para el A-4 de este año se dispone de un plazo de entrega de cuatro años, lo cual es considerado cómodo por los emprendedores, lo que trae más seguridad para la ejecución de los mismos. Sin embargo, para determinar si estos proyectos estarán mejor posicionados en comparación con los de las subastas anteriores, debemos esperar la definición del precio-techo y las condiciones contractuales, dos elementos fundamentales que aún no están finalizados.

PVM: ¿Conseguirán más contratos los estados brasileños con la mejor infraestructura de transmisión?

RS: La energía solar fotovoltaica está atrayendo mucho interés en todas las regiones del país, pues el recurso solar brasileño es muy elevado y bien distribuido en el territorio nacional. Existen proyectos registrados para la próxima subasta en las regiones nordeste, sureste, norte y centro-este del país. La región nordeste posee el mejor recurso solar, pero puede venir a competir en la transmisión con proyectos eólicos, debido a restricciones en la capacidad de flujo de la región. Por otro lado, muchos proyectos empiezan a ser registrados en el sureste y centro-oeste, donde existe margen de flujo disponible. Con este factor, tenemos una nueva variable relevante para los emprendedores: además de un proyecto con energía competitiva, necesitarán evaluar la disponibilidad de transmisión para tener mayores posibilidades en la subasta.

PVM: ¿Usted cree que, como está ocurriendo en países como Chile o Argentina, también en Brasil será posible cerrar PPAs entre agentes privados en un futuro próximo?

RS: Desde el punto de vista regulatorio y legal, no existen obstáculos para la realización de contratos de venta de energía entre agentes privados, exactamente como está sucediendo en otros países de América Latina. En Brasil, esto ocurriría en el Ambiente de Contratación Libre (ACL). Sin embargo, hay dos desafíos para la contratación en este mercado: el primero es la competencia directa de la fuente solar fotovoltaica con proyectos de otras fuentes y de gran tamaño, como usinas hidroeléctricas antiguas y ya amortizadas, que pueden ofrecer precios más competitivos por ser inversiones antiguas y ya amortiguadas. Un segundo factor es la dificultad de encontrar financiamiento para esos PPA, cuyos plazos practicados en Brasil varían entre dos y cinco años, o sea, son extremadamente cortos para el ciclo de inversión de una instalación solar fotovoltaica. Por eso, en esta fase de la tecnología en el país, son más atractivos los contratos de 20 años ofrecidos por el gobierno en las subastas del Ambiente de Contratación Regulada (ACR). Cuando la tecnología solar fotovoltaica alcance un mayor grado de madurez en Brasil, una mayor contratación en el ACL será natural, como empezamos a observar ahora en el sector eólico nacional.