Costa Rica: Nueva ley de generación distribuida prevista para 2018

Señora Sánchez, la Asamblea Legislativa de Costa Rica está actualmente discutiendo una nueva ley para la generación distribuida. ¿Cuándo podría ser promulgada?

Tenemos que tener en cuenta que habrá elecciones en febrero, y que hasta entonces será muy improbable que la ley sea promulgada. Lo que es probable, sin embargo, es que la ley se apruebe antes del fin de 2018. Actualmente el texto de la ley, que entró en la asamblea en diciembre del año pasado, se está examinando en la Comisión Permanente Especial de Ambiente.

¿Hay fuerzas políticas que se están oponiendo a la nueva ley?

De hecho, ninguna fuerza política está en contra de la generación distribuida, por lo menos en cuanto a declaraciones. Existen, sin embargo, diferencias entre los varios partidos sobre el control que se tiene que ejercer sobre su desarrollo. Pero es importante recordar que el mercado eléctrico en Costa Rica sigue siendo casi un monopolio público, donde el ICE continua controlando la trasmisión y la generación. Hay muy poca generación privada, y esta es también controlada por el ICE.

¿Qué ventajas ofrecerá la nueva ley a los desarrolladores de proyectos de generación distribuida?

Las nuevas reglas deberían mejorar la regulación actual que, sin embargo, ya produjo resultados muy buenos en términos de potencia instalada e inversiones. A partir de abril de 2016, Costa Rica tiene de hecho una regulación técnica sobre medición neta que está ya dando resultados, pero que cuenta aún con limitaciones preventivas que afectan a algunos usuarios. Lo que la nueva ley llevará consigo será una mayor seguridad jurídica para la realización de los proyectos de generación distribuida.

¿Cuál es el problema con la regulación actual?

El problema principal reside en el hecho de que actualmente las reglas permiten a los propietarios de las instalaciones fotovoltaicas depositar en la red de distribución la energía no consumida, y retirar hasta un máximo del 49 % de la energía total generada para utilizarla en el mes o meses siguientes en un periodo anual. Esto, de hecho, perjudica a los propietarios de sistemas fotovoltaicos que consumen más en horas no-sol e impone la instalación de dos medidores. El nuevo proyecto de ley ha sido concebido, entre otras cosas, para eliminar este límite.

¿Cómo se asegurará la rentabilidad de los proyectos de generación distribuida con las nuevas disposiciones?

La generación distribuida de fuente solar es ya rentable en Costa Rica y, como dije antes, las nuevas reglas servirán para mejorar un cuadro que es ya positivo. Pero el principal aporte será la seguridad que las inversiones de los usuarios tendrían al saber que las reglas de medición neta no cambiarán durante su periodo de inversión, ya que estarán respaldadas por una Ley.

¿Existe un límite de potencia a los proyectos fotovoltaicos de autoconsumo?

No existe ningún límite, siempre y cuando sean para autoconsumo y no para venta a terceros. Solo los proyectos de más de 500 kilovatios necesitan un procedimiento con más requisitos ambientales.

¿Cuál es el segmento más popular?

Se están instalando sistemas sobre cubiertas en hoteles y pequeñas y medianas empresas. Se trata generalmente de instalaciones de potencia superior a 5 kW. Por debajo de esa potencia hay muy pocos proyectos, ya que los clientes residenciales siguen teniendo subsidios y el límite del 49 % les afecta más.