Brasil: la potencia fotovoltaica alcanza 237 megavatios a finales de junio, 1 gigavatio previsto a finales de 2017

La fotovoltaica ha alcanzado 237 megavatios de potencia instalada en Brasil, según números provisionales publicados por el Ministerio de Minas e Energia (MME) del país en el Boletim Mensal de Monitoramento do Sistema Elétrico Brasileiro.

Según este informe, las instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida en régimen de medición neta (de potencia inferior a 5 megavatios) habían totalizado 92 megavatios a finales de junio, mientras que las nuevas instalaciones de este tipo registradas en los primeros seis meses de 2017 habían alcanzado los 35 megavatios.

Según datos de la asociación ABSOLAR, sin embargo, la potencia total de las instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida podría haber ya alcanzado unos 100 megavatios a finales de julio.

El boletín del MME, además, revela que la fotovoltaica de gran escala, representada por proyectos solares de potencia superior a 5 megavatios seleccionados en las subasta del gobierno, ha llegado a una potencia de 145 megavatios, registrando un crecimiento de 121 megavatios respecto a finales de diciembre de 2016. Las estadísticas del ministerio, sin embargo, parecen no incluir el proyecto Bom Jesus da Lapa de 158 megavatios de la italiana Enel, cuyo inicio de las operaciones fue anunciado en junio. Se trata de una central solar ubicada en la localidad de Bom Jesus da Lapa, el en estado de Bahía, que fue adjudicada en una de las dos subastas de 2015.

En su previsión de expansión de la potencia de generación, el MME indica que se prevé la conexión a la red de otros 530,4 megavatios de plantas solares de gran tamaño seleccionadas en subastas dentro del fin del año, y de posteriores 1,34 gigavatios en 2018. Si la previsión para 2017 resultase acertada, las plantas fotovoltaicas de gran escala llegarían a totalizar 675 megavatios a finales de este año. ABSOLAR, sin embargo, es más optimista en cuanto al crecimiento de este año y cree que la generación distribuida de fuente solar pueda alcanzar un acumulado de 150 megavatios, mientras que las grandes centrales podría llegar hasta unos 850 megavatios, permitiendo así a Brasil cruzar el límite de 1 gigavatio.

Actualmente el país tiene una potencia de generación total de 152,8 gigavatios, según el informe del MME. La mayoría de esta potencia viene de plantas hidroeléctricas, que cubren el 64,6 por ciento de la potencia instalada con aproximadamente 98,7 gigavatios. Las centrales térmicas, que incluyen también la biomasa, tienen una potencia total de 43,2 gigavatios y alcanzan un porcentaje de un 28,2 por ciento. La eólica, por su parte, tiene 10,7 gigavatios y una cuota de 7,0 por ciento. La solar sigue teniendo un papel muy limitado en el mix eléctrico de Brasil con un porcentaje de apenas 0,2 por ciento.