Brasil: la potencia instalada de generación distribuida alcanza 139,7 megavatios

Brasil ha alcanzado una potencia instalada de generación distribuida de 139,7 megavatios a mediados de julio, según cifras publicadas por la asociación brasileña de la energía solar AB Solar.

Aproximadamente 97,5 megavatios de esta potencia procede de instalaciones de mini-generación (hasta 75 kilovatios) y de micro-generación (entre 75 kilovatios y 5 megavatio). Acerca de un 42 por ciento, además, viene de instalaciones residenciales, mientras que otro 38 por ciento procede de sistemas comerciales.

En total, se han conectado a la red del país 12.293 generadores de electricidad bajo el esquema de medición neta, y de estos, 12.171 (casi el 99 por ciento) son sistemas fotovoltaicos. Aproximadamente 55,3 megavatios fueron instalados en los primeros siete meses de este año. En 2016 las nuevas instalaciones fotovoltaicas de este tipo habían totalizado 67,9 megavatios. Eso significa que, si la actual tendencia de crecimiento se mantuviese en los próximos meses, la generación distribuida alcanzaría unos niveles de desarrollo superiores a los que había registrado el año pasado.

Minas Gerais sigue siendo el estado con mayor volumen de potencia instalada con 19,6 megavatios, mientras que el estado de Amapá es el único que aún no cuenta con ninguna instalación.

El aumento de la instalaciones de generación distribuida bajo medición neta coincide con la reducción de los costes de la tecnología solar y una mayor conciencia de la ventajas de la fotovoltaica entre los propietarios de viviendas y las pequeñas y medianas empresas.

El esquema de medición neta fue introducido por el gobierno brasileño en 2012. Más recientemente, ha aumentado la oferta de financiación para los proyectos de generación distribuida. En 2016, además, el gobierno ha introducido una serie de medidas para mejorar la medición neta a nivel nacional. Estas medidas incluyen, juntos con mejores condiciones para la financiación de los proyectos, un aumento del límite del tamaño de los generadores que tienen acceso al programa a 5 megavatios.

El regulador brasileño Aneel espera instalar al menos 1,2 millones de sistemas fotovoltaicos bajo medición neta hasta 2024.