Argentina: La francesa Neoen firma MOU para central solar de 200 MW en Tucumán

El gobierno de la provincia de Tucumán ha firmado un memorándum de entendimiento (MOU) con la empresa francesa Neoen para la construcción de una central solar de 200 megavatios de potencia.

Según el documento firmado, el proyecto estaría ubicado en Amaiche del Valle, en tierras alquiladas a la Comunidad Indígena. El proyecto contaría con el visto bueno del Consejo de Ancianos de la Comunidad Indígena, con quien  Noen ya ha firmado una carta de intenciones en la que acuerdan evaluar el proyecto en base al cuidado de la ecología y el medio ambiente.

El memorándum de intenciones es el segundo documento que el Gobernador Juan Manzur firma con la empresa renovables francesa. La semana pasada se firmó una carta de intenciones con su representante legal en Argentina. Una vez firmado el memorándum, la empresa deberá hacer una serie de presentaciones acerca de las condiciones bajo las cuales se instalaría. El gobierno provincial evaluará entonces las implicaciones de añadir esos 200 nuevos megavatios a la potencia ya instalada. “Teniendo en cuenta la nueva central de YPF de 280 megas y los 100 de la Central Independencia, si esta obra se concluye y esperamos que así sea, estaremos generando 1.600.000 megas, lo cual implica casi cuatro veces el total del consumo base de Tucumán y dos veces el consumo pico. Eso nos deja en una situación privilegiada como fuertes exportadores de energía para todo el país”, indicó Juan Luis Fernández, ministro de Desarrollo Productivo.

Se espera que el proyecto genere 500 puestos de trabajo para la construcción de la planta y una demanda más de 250 millones de dólares, y que cuando comience a funcionar mantenga alrededor de 50 empleados.

Este sería el primer emprendimiento en Argentina de la francesa Noen, que ya cuenta con subsidiarias en México y El Salvador. Según Romain Desrroseaux, director general adjunto Neoen, la elección de Aimacha se debe a “su recurso de sol de calidad, que aquí es uno de los mejores del mundo para este proyecto. También la comunidad nos da la oportunidad de trabajar mano a manos con los propietarios para operar y trabajar con éxito”. (María Sarado)