Brasil podría aumentar producción de plantas térmicas por condiciones hidrológicas

Brasil podría aumentar este año la producción eléctrica con plantas térmicas de combustibles fósibles debido a las actuales condiciones hidrológicas.
El Comité de Monitorización del Sector Eléctrico (CMSE) concluyó en su último informe sobre el sistema que, aunque no hay apenas riesgo de déficit de energía este año, se podría incrementar la producción con plantas térmicas.

“A pesar de estar asegurado el abastecimiento de energía en el año 2017, las condiciones hidrológicas desfavorables deberán conducir a suministros térmicos más voluminosos, lo que significa un aumento del coste de operación del sistema”, según el informe.
El Ministerio de Minas y Energía informó que en una reunión de la CMSE esta semana se decidió que de momento no se incrementará la producción con plantas térmicas.

Las condiciones hidrológicas desfavorables han conducido a un incremento de la participación de los combustibles fósiles en el mix eléctrico en Brasil en los últimos años.

En 2015, las condiciones hidrológicas fueron peores que en 2016 y la fuente hidráulica cubrió el 64 por ciento frente al 69 por ciento el año pasado.
Por otro lado, el gas natural representó el 13 por ciento en 2015 frente al ocho por ciento en 2016, y los derivados del petróleo tuvieron una participación del cuatro por ciento frente al dos por ciento el año pasado. El carbón supuso apróximadamente el tres por ciento en los dos últimos años.

Como parte de los esfuerzos para diversificar su mix eléctrico, Brasil ha impulsado los proyectos eólicos y solares en los últimos años. La eólica representó el cinco por ciento del mix el año pasado. La potencia fotovoltaica en el país se sitúa en 90 megavatios aunque varios cientos de megavatios en proyectos fotovoltaicos se encuentran actualmente en construcción.