España: APPA denuncia precipitación en la subasta renovable

La participación de la solar y la eólica es menor en Canarias que en el resto del país

La asociación se queja de que el gobierno ha anunciado esta subasta “sin que haya habido diálogo alguno con el sector” y de que no haya sido considerada su petición al Ministerio de Energía de alcanzar “un amplio consenso previo a cualquier planteamiento sectorial”. En un comunicado, APPA pide que se modifique la regulación de esta nueva subasta.

“No había urgencia en anunciar esta subasta, ya que el sector renovable, después de una moratoria que ha durado cinco años, podía esperar unos meses más a que se hiciera un desarrollo ordenado y racional del mismo”, ha afirmado el presidente de APPA José Miguel Villarig.

La asociación considera que primero era necesario llegar a un acuerdo sobre energía para después elegir el mejor mec anismo para la incorporación de las energías renovables y, en caso de que se eligiera el mecanismo de subasta, se debían de haber corregido los errores del anterior certamen. Por otro lado, APPA defiende cupos por tecnologías en la subasta.

La primera subasta de energías renovables tras la introducción de una moratoria para el sector en enero de 2012 se resolvió hace un año. Este certamen, que ha sido muy criticado por el sector, tiene un sistema similar al previsto para la próxima licitación y es distinto al sistema de pago por electricidad contemplado en las licitaciones eléctricas de este tipo que se llevan a cabo en países del entorno.

“La precipitación genera incertidumbre al sector, que es lo opuesto a lo que se necesita para atraer las inversiones, básicamente, estabilidad y visibilidad a largo plazo”, afirma José Miguel Villarig.

A finales del pasado diciembre, el Ministerio de Energía anunció una subasta tecnológicamente neutra para hasta tres gigavatios en proyectos de energías renovables que se llevará a cabo en el primer trimestre de este año.