Electricidad 100% renovable para los edificios municipales de Madrid

calle_de_alcala_madrid_02

La totalidad de los edificios municipales de la capital española será abastecida con energía 100 por cien renovable en 2017. El Ayuntamiento de Madrid ha firmado un acuerdo con la eléctrica Endesa para el suministro de los 170 GWh que se requieren para satisfacer la demanda de energía de aproximadamente 1.350 puntos de suministro del Consistorio.

La medida afecta a oficinas municipales, centros culturales, deportivos y de mayores, guarderías, colegios, bibliotecas, museos, Policía Municipal y servicios de atención sanitaria. Como parte del acuerdo, Endesa también gestionará la certificación del total de consumo en 2017 en el Sistema de Garantías de Origen que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) emitirá a partir del 31 de marzo de 2018.

La iniciativa se enmarca dentro del compromiso de la ciudad de Madrid con la sostenibilidad energética, los objetivos asumidos en acuerdos internacionales y la planificación existente sobre uso eficiente de la energía. El Ayuntamiento prevé registrar un ahorro del 5 por ciento en la factura energética con esta medida.

Hasta 2016 la comercializadora vendía la electricidad al ayuntamiento de Madrid sin discriminar la procedencia de la misma. “Con el tipo de contrato que había no conocíamos el origen de la electricidad consumida. Dicha procedencia podría ser desde una central nuclear a una central térmica o quizá, pero improbable, de energías renovables. Con el contrato que entra en vigor el 1 de enero, nos aseguramos que la energía procede de las llamadas energías renovables al 100 por 100: eólica, hidráulica o solar”, indica el Ayuntamiento en un comunicado.

El acuerdo de energía renovable se ha suscrito por el plazo de un año, pero la Dirección General de Contratación y Servicios municipal mantendrá la obligatoriedad de suministrar energía 100% renovable en futuras licitaciones. En su comunicado, el Ayuntamiento de Madrid indica que estudiará durante el próximo año sistemas de contratación pública innovadores, como compra directa de energía o colaboración con cooperativas de producción y consumo de energías renovables para “avanzar en la soberanía eléctrica”.

El Ayuntamiento de Madrid está definiendo una Hoja de Ruta 2030 en materia energética en colaboración con la Fundación Renovables. El objetivo es reducir la demanda de energía con criterios de eficiencia, integrar de forma efectiva las energías renovables y disminuir la dependencia energética.

La Hoja de Ruta partirá de un estudio que definirá el compromiso de instalaciones fotovoltaicas en edificios municipales y mobiliario urbano, las pautas para integrar las energías renovables,  la generación distribuida y los objetivos de autoconsumo. (María Sarado)