Chile suma 4 MW solares bajo el esquema de generación distribuida

La Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol) considera que los últimos datos de Netbilling apuntan a que la fotovoltaica es rentable en sistemas fotovoltaicos de hasta 100 kilovatios, no obstante pone de relieve que todavía queda mucho por avanzar en este campo. Hasta la fecha se han realizado alrededor de 300 instalaciones fotovoltaicas con una potencia cercana a los cuatro megavatios bajo el esquema de generación distribuida en Chile.
El presidente de Acesol Gabriel Neumeyer indica que las cifras muestran que el desarrollo avanza. “Si bien a paso más lento de lo que se podría esperar, viendo la realidad de otros países que han adoptado leyes de netmetering”.
La ley de generación distribuida comenzó a aplicarse en octubre de 2014. Acesol señala que el crecimiento durante el primer año fue de un megavatio y que, a punto de cumplirse los dos años de vigencia de la regulación, se ha alcanzado un acumulado de cuatro megavatios de instalaciones fotovoltaicas bajo el esquema.
La Ley 20.571 establece una potencia máxima de 100 kilovatios para las instalaciones bajo el esquema de generación distribuida.
En concreto, están declaradas 304 instalaciones que suman 3.969 kilovatios. La Región Metropolitana de Santiago es la que cuenta con un mayor número de sistemas, 195 instalaciones con una potencia en conjunto de 2.430 kilovatios.
La siguiente región es Antofagasta, con 157 instalaciones fotovoltaicas que suman 781 kilovatios. No obstante, en la región de El Maule, en el centro del país, hay 101 sistemas que suman una potencia superior, 1.429 megavatios.

Más de 1 MW en instalaciones solares en edificios públicos

Por otro lado, Acesol señala que el segmento de mayor desarrollo es el de los sistemas en edificios e instalaciones públicas. En este segmento se han realizado instalaciones que suman más de un megavatio. Ello se debe a que gran parte de los proyectos se han llevado a cabo en el marco del Programa de Techos Solares Públicos del Ministerio de Energía.
Acesol pone de relieve que en el marco de este programa se han licitado 77 sistemas en edificios en distintas regiones. El 55 por ciento de la fotovoltaica en Netbilling en la región de Atacama corresponde a instalaciones bajo este programa. En el Maule, el volumen es del 50 por ciento y, en Región Metropolitana, el 15 por ciento de la fotovoltaica de Netbilling se ha realizado como parte del programa Techos Solares Públicos.
Por otro lado, en el sector industrial se han realizado 753 kilovatios en instalaciones fotovoltaicas de este tipo y en el segmento comercial se han instalado 654 kilovatios en conjunto. Les siguen los segmentos habitacional (624 kilovatios), agrícola (353 kilovatios), hospitalario (259 kilovatios) y los centros educativos (130 kilovatios).
En otros países de la región, como Brasil y México, el segmento residencial es el principal segmento para las instalaciones fotovoltaicas bajo los respectivos esquemas generación distribuida.
No obstante, existen diferencias entre los esquema de generación distribuida en los distintos países. “Para la industria, la energía solar es rentable porque el netbilling en ese sector funciona con neteo uno a uno (con net metering), durante la noche no utiliza energía y muchas empresas exportadoras ven ganancias en su imagen frente al exterior por ser empresa sustentable y reduce los gastos operativos”, indica Gabriel Neumeyer. “Para el mercado habitacional, puede llegar a ser más rentable que los depósitos a plazo”, añade.
A los dos años de la entrada en funcionamiento del esquema de generación distribuida, Acesol celebra que haya un marco para este tipo de sistemas pero pide mejoras en distintos ámbitos. “Chile presenta un marco legal seguro que permite la instalación fotovoltaica y térmica; empresas distribuidoras e instaladores de calidad agrupados en Acesol; es una inversión con poco riesgo; todo techo soleado sirve; entrega una imagen positiva; es una tecnología; permite llevar la cuenta eléctrica a 0”, indica Gabriel Neumeyer.
La asociación pide mayor apoyo para las instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida. “Para Acesol falta una ley o política permanente que incentive su desarrollo, sistemas de financiamiento para la inversión inicial, que sigue siendo alta y que la gente la conozca y la haga suya”, subraya. (Redacción)