Colombia: Sol para calmar la sed

Casi 500 familias pertenecientes a 37 comunidades indígenas Wayuu en Colombia podrán solventar la escasez de agua gracias a sistemas fotovoltaicos. El Programa de Energía Limpia para Colombia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ha provisto los medios para que las comunidades indígenas no tengan que pasar sed al financiar la instalación de sistemas de bombeo para reactivar los pozos de agua.

De los sistemas implementados, 18 tienen como fuente la energía solar, mientras que el resto de los sistemas de bombeo estarían accionados por un sistema de pedaleo. Los responsables del proyecto afirman que de esta manera se ha conseguido reactivar algunos pozos que se consideraban secos y que otras 50 familias estarían también interesadas en adaptar estas medidas.

En conjunto, la implementación de los sistemas de bombeo han requerido una inversión de 810 millones de pesos colombianos (273.621 dólares al cambio actual), de los cuales el 45 por ciento fue financiado por la agencia estadounidense Usaid y el resto con recursos de la Fundación Cerrejón Guajira Indígena.

El gobierno colombiano se propuso el pasado año el objetivo de llevar electricidad a 477.000 hogares que no disponen del servicio tanto por medio de la ampliación de redes como con iniciativas de electrificación rural. Según datos del Banco Mundial, alrededor de un tres por ciento de los más de 49 millones de colombianos todavía no tiene acceso a la electricidad.

Colombia aprobó una legislación de energías renovables en 2014. La Ley 1715 fue desarrollada con diversas normativas, como la resolución UPME 143 de marzo de este año sobre el registro de proyectos de energías renovables. No obstante, todavía quedan aspectos relevantes de la legislación por desarrollar. Hasta la fecha solamente se ha aprobado un proyecto de 111 kilovatios de la empresa Synkrom Solar con acceso a los incentivos tributarios previstos en la legislación. (María Rosado)