Colombia aprueba incentivos tributarios para las energías renovables

El gobierno colombiano ha aprobado el decreto que contiene incentivos tributarios para promover las denominadas fuentes no convencionales de energía, entre las cuales se encuentra la energía solar. Las medidas contenidas en el decreto 2143 de 4 de noviembre empezarán a aplicarse a partir del febrero del año próximo.
El decreto contempla cuatro incentivos tributarios para los proyectos de energías renovables. En primer lugar, se introduce una deducción del impuesto de renta del 50 por ciento de las inversiones por un plazo de cinco años. En segundo lugar, se aplicará una depreciación acelerada de los activos. En tercer lugar, se exime de la apliación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a los bienes asociados al proyecto. El decreto 2143 también contempla la exención del gravamen arancelario.
En un comunicado del ministerio de Energía se indica que con los beneficios tributarios "se busca aumentar la rentabilidad de los proyectos, permitiendo que sean atractivos para la inversión". Por otro lado, también se indica que esta iniciativa es "parte de un paquete de medidas a corto, mediano y largo plazo que el Gobierno Nacional implementa para garantizar el abastecimiento de energía eléctrica a todas las familias del país, incluso en circunstancias de climatología difícil".
El decreto 2143 recién aprobado desarrolla la Ley 1715 aprobada en mayo del año pasado para promover los proyectos de energías renovables distintos a los proyectos de gran hidráulica. En Colombia, hasta la fecha apenas se han realizado instalaciones de tecnología solar y eólica de conexión a red. Por otro lado, la primera fuente de energía en el mix de electricidad colombiano es la hidráulica, con aproximadamente el 70 por ciento de la generación, mientras que el resto del mix es cubierto principalmente por las fuentes fósiles. En la actualidad, la indicencia de lluvias es menor de lo habitual en el país debido a un periodo de sequía.
"Nuestro objetivo es que Colombia cuente con una matriz más amigable con el medio ambiente y más diversificada. De esta forma aseguramos la confiabilidad necesaria sustituyendo poco a poco los combustibles fósiles que son más costosos y contaminantes", afirmó el ministro de Minas y Energía Tomás González.
A pesar de haber aprobado una legislación para promover las energías renovables, el país todavía no se ha marcado objetivos concretos en este ámbito. No obstante, el pasado mes de septiembre se presentó una versión prelimiar del Plan de Expansión de Referencia en Generación 2015-2029. En este documento se contempla, en uno de los escenarios, una nueva instalación de energía solar distribuida de 238,2 megavatios hasta 2029. Sin embargo, en otro escenario se establece un objetivo menor, de 50 megavatios de energía solar en 2029, y en otro no se contempla nueva capacidad solar.
En la actualidad, la potencia fotovoltaica de conexión a red es de menos de tres megavatios en Colombia. La potencia de las instalaciones fotovoltaicas aisladas (unos seis megavatios) es todavía mayor que la de las de conexión a red. Las mayores instalaciones fotovoltaicas realizadas hasta la fecha son proyectos en el segmento comercial. Entre dichos proyectos se encuentran varias instalaciones de varios cientos de kilovatios en Bogotá. Por otro lado, hasta agosto de 2015 se habían inscrito en el Registro de Proyectos de Generación cinco proyectos solares con una potencia en conjunto cercana a 85 megavatios. (Redacción)