Chile proyecta primera gran central hidráulica reversible para acumular electricidad solar

La empresa chilena Valhalla Energía ha ingresado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) chileno un proyecto para la construcción de la primera central hidráulica reversible de Chile y que además operará alimentada por energía solar. El objetivo es almacenar la energía producida por las centrales solares de la zona e inyectar de noche a la red hidroelectricidad, actuando a modo de batería de gigante. El proyecto Espejo de Tarapacá se encuentra ubicado en la región de mismo nombre, concretamente en el sector costero de Caleta de San Marcos. En la región de Tarapacá cuentan actualmente con aprobación ambiental del SEA 17 proyectos de centrales solares que suman una potencia total de 890 megavatios y otros dos proyectos en calificación con una capacidad conjunta de 197 megavatios.
La central hidráulica reversible proyectada por Valhalla prevé una capacidad de generación y bombeo de 300 megavatios y generará un promedio de 1,7 gigavatios hora diarios de electricidad limpia, que inyectará al Sistema Interconectado del Norte Grande. Para ello, se contempla la instalación de tres equipos de bombeo reversibles que, operando con energía solar, elevarán el agua de mar hasta una depresión natural ubicada en una meseta superior aledaña para más tarde, operando en modo de turbinas, utilizar el agua acumulada para generar energía durante la noche y devolver posteriormente el agua al mar.
Valhalla estima una inversión de 385 millones de dólares para este primer proyecto de acumulación de energía a gran escala en Chile y con el que pretende aportar seguridad al sistema eléctrico, así como compensar la naturaleza intermitente de las centrales solares. Actualmente se encuentran en operación 510 centrales hidráulicas reversibles en el mundo, el 65 por ciento de ellas en Europa mientras que solo un 1 por ciento se ubican en América Latina. Espejo de Tarapacá será la primera en estar completamente accionada por energía solar.
La empresa cuenta con el apoyo Fundación Chile, corporación privada creada por el gobierno chileno y la Minera Escondida, con quien firmó un acuerdo en octubre de 2013. “La iniciativa de Valhalla puede convertir a Chile en ícono mundial de la energía sustentable y competitiva. Nuestro país no se puede dar el lujo de perder la oportunidad de empujar este tipo de proyectos”, dijo entonces Andrés Pesce, gerente de Negocios y Empresas de Fundación Chile. (Redacción)