Brasil marca en el 10 de octubre la fecha de la primera subasta fotovoltaica

El Ministerio de Energías y Minas de Brasil ha marcado en el 10 de octubre la fecha oficial de la primera subasta de energía que contará con una categoría específica para proyectos fotovoltaicos, según se ha publicado hoy en el diario oficial. Podrán participar en esta licitación de reserva, en la que también hay categorías para proyectos eólicos y de biomasa, centrales fotovoltaicas con una potencia de más de cinco megavatios. Según la resolución ministerial, los proyectos que resulten licitados deberán entrar en operación el uno de octubre del año 2017 y los contratos que se cierren en el marco de la subasta serán a 20 años.
El plazo para solicitar la habilitación técnica ante el organismo Empresa de Pesquisa Energética (EPE) para los proyectos que participen en la licitación finaliza el 10 de julio. Los proyectos que ya hayan sido registrados ante EPE para las subastas de energía A-3 y A-5 de este año, la subasta A-5 que se celebra en septiembre está abierta a la participación de proyectos solares, podrán acogerse a una tramitación distinta más sencilla.
El gobierno brasileño todavía no ha marcado el precio máximo para los proyectos de energía fotovoltaica en esta licitación y en el comunicado ministerial sobre esta subasta no se indica el volumen que se prevé contratar en proyectos de esta tecnología. En la primera subasta de reserva que se celebró para la energía eólica en el año 2009 se contrataron 1.805,7 megavatios en proyectos de esta tecnología. En aquella ocasión el precio medio en la subasta se situó en 148,39 reales brasileños (67 dólares estadounidenses) el megavatio hora.
Un miembro de EPE afirmó la semana pasada que en esta subasta se podrían contratar 100 megavatios medios anuales lo que equivaldría a unos 500 megavatios en proyectos de energía fotovoltaica. Las afirmaciones fueron realizadas por el director de estudios de Energía Eléctrica de EPE, José Carlos de Miranda Farias, durante un evento en la sede de la asociación sectorial Abinee. Por otro lado, según afirmó recientemente el presidente de EPE, Mauricio Tolmasquim, entre 2014 y 2018, el gobierno brasileño planearía contratar en subastas unos 38 gigavatios en proyectos de distintas tecnologías, de los cuales 3,5 gigavatios corresponderían a proyectos de energía solar.
El año pasado, por primera vez se abrió a la participación de proyectos solares subastas de energía en el mercado regulado en Brasil, sin embargo en las licitaciones, A-3 y A-5, no resultó adjudicado ningún proyecto de esta tecnología. Este año, el gobierno ha abierto una subasta A-5 que se celebra el 12 de septiembre a la participación de proyectos de energía solar. Por otro lado, una subasta A-3 que tiene lugar esta semana no está abierta a la participación de proyectos solares.
La única subasta a gran escala en Brasil en la que han resultado adjudicados proyectos solares hasta la fecha es una licitación que coordinó el estado de Pernambuco en diciembre del año pasado y en el marco de la cual se adjudicaron 123 megavatios en proyectos solares. Además de Pernambuco, los gobiernos de los estados brasileños de Piauí y Minas Gerais también se han mostrado favorables recientemente a lanzar concursos específicos para proyectos de energía solar similares al de Pernambuco. Según datos de la Agencia Nacional de la Energía Eléctrica (Aneel), en la actualidad la potencia fotovoltaica de conexión a red se sitúa en unos nueve megavatios en Brasil. (Redacción)