La japonesa JICA aumenta su compromiso en el programa CORE para Centroamérica y el Caribe

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) han acordado aumentar el monto de co-financiamiento del programa Co-financiamiento para Energía Renovable y Eficiencia Energética (CORE) contra el cambio climático en América Central y el Caribe así como incrementar el número de países de la región que tendrán acceso a los fondos. La JICA ha incrementado su co-financiamiento en el programa de 300 millones de dólares estadounidenses a 1.000 millones de dólares estadounidenses. Según informaron el BID y la JICA el viernes, el acuerdo que busca dar un mayor impulso a los proyectos de energías renovables y eficiencia energética en la región fue suscrito por el presidente del banco de desarrollo Luis Alberto Moreno y el asesor especial principal de la JICA Kunio Okamura en el marco de la reunión anual del BID que se celebró la semana pasada en Brasil.
El programa CORE ya ha financiado proyectos de energías renovables en Centroamérica y el Caribe desde su creación en 2012. Hasta la fecha tenían acceso a los fondos del programa Belice, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica y Nicaragua. A partir de ahora también podrán participar en el programa Costa Rica, Panamá y Surinam. El programa también estará abierto al Banco de Desarrollo del Caribe así como los estados caribeños de Dominica, Granada, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas. Los préstamos se concederán hasta el año 2017.
En el marco del programa, se gestionan dos tipos de mecanismos de co-financiamiento. Por un lado, algunos proyectos se financiacian por co-financiamiento conjunto, mecanismo que contempla que el BID financie el mismo monto que la JICA, y por otro lado, otros proyectos se financian por co-financiamiento paralelo. Este mecanismo contempla que cada organismo conceda financiación por separado. (Redacción)