Genera Latinoamérica pone de relieve el enorme potencial del mercado solar chileno

Para el sector renovable chileno, el lunes pasado fue un día importante ya que ese día el presidente de Chile Sebastián Piñera firmó una ley que obliga a las compañías eléctricas a cubrir un 20 por ciento de electricidad que suministran con fuentes de energías renovables no convencionales (ERNC), incluida la fotovoltaica, en el año 2025. El objetivo supone un gran paso aunque había expectativas mayores. Como explica Carlos Finat, director general de la Asociación Chilena de Energías Renovables (ACERA) a pv magazine en Genera "la meta de la asociación era un objetivo 20/20, es decir 20 por ciento de energías renovables ya en el año 2020 y no cinco años después".
A pesar de que tras largas negociaciones esta meta no se lograra, el objetivo 20/25 es un marco de trabajo ambicioso para impulsar el desarrollo del sector de las energías renovables en Chile, incluido el mercado fotovoltaico. Echando un vistazo al volumen de proyectos solares planeados en Chile se puede apreciar el potencial que existe. En la actualidad ya hay proyectos solares que suman 175 megavatios en construcción en Chile aunque solo 5,7 megavatios están en operación. En comparación con la eólica, la otra principal fuente de energía renovable en Chile, estas cifras todavía son pequeñas. Con lo que respecta a la eólica, ya hay 302 megavatios en operación y otros 490 megavatios están en construcción en la actualidad. Sin embargo, como indica Finat "la energía solar tiene un potencial de 10 gigavatios en Chile frente a 4 gigavatios de la eólica".
Mientras que los proyectos eólicos en Chile encajan en el paradigma de generación centralizada a gran escala, en fotovoltaica se prevé un desarrollo también en generación distribuida. Aun con un número reducido de expositores del sector fotovoltaico, en la primera edición de Genera Latinoamérica2013, que contó con una docena de expositores entre empreas locales e internacionales, se mostró un amplio abanico de productos y servicios en el ámbito de la fotovoltaica. En la conferencia, José Carlos García Caballero, director general de la empresa local Solar del Valle Chile SpA, destacó que su empresa ya ha realizado más de 3.000 instalaciones fotovoltaicas aisladas en Chile. El representante de una empresa competidora y también expositora en Genera Latinoamérica 2013, ienergia Group, también habló de su amplia experiencia en sistemas fotovoltaicos aislados en Chile. Esta última compañía ha realizado más de 1.000 instalaciones aisladas de la red hasta la fecha. Muchos de estos proyectos incluyen sistemas fotovoltaicos de bombeo de agua, un mercado nicho en Chile.
Sin embargo, el sector que alberga un mayor potencial para el desarrollo de la solar es el minero, el cual, según explica Finat, es el mayor exportador y el que más aporta a las arcas del estado en impuestos en Chile. Teniendo en cuenta su apetito energético, este sector se convierte en un mercado nada desdeñable para la solar en Chile. Además, muchas de las instalaciones de alto consumo de energía de las empresas mineras están situadas en el norte del país en donde el recurso solar es muy bueno. Para este tipo de proyectos, el modelo de acuerdo de compraventa de electricidad (PPA) con empresas mineras ha sido el principal hasta la fecha.
Sin embargo, existen otros modelos de negocio para el desarrollo de proyectos solares a gran escala en el norte de Chile. Durante la conferencia celebrada en el marco de Genera quedó claro que los proyectos para los que se prevé la venta de electricidad en el mercado spot pueden presentar unos atractivos retornos de inversión, del 20 por ciento o más. Como los precios en el mercado spot están sobre los 200 dólares estadounidenses el mergavatio hora en algunas parte de Chile, este modelo puede ser incluso una opción mejor que el de PPA con una empresa de la industria minera.
También tiene un gran potencial en Chile el mercado de las cubiertas, el cual no ha sido significativo hasta la fecha. Este mercado podría despegar cuando se apruebe el reglamento de desarrollo de la legislación de net billing, la cual ya se aprobó hace un año y medio en Chile. Como Finat explica a pv magazine, se podría llegar a introducir una veradera regulación de net metering, en la cual la electricidad inyectada a la red se compense al mismo precio que el consumidor paga por la electricidad consumida. El Ministerio de Energía todavía no apoya este esquema pero parece que podría haber algún tipo de incentivos para promover los mercados residencial y comercial de cubiertas fotovoltaicas. Podrían incentivarse con net metering las instalaciones de hasta 10 kilovatios de potencia mientras que un mecanismo de net billing se aplicaría para las instalaciones de hasta 200 kilovatios de potencia (o de hasta 300 kilovatios de potencia en el mejor de los escenarios). Como explica José Miguel González de la empresa Terra Solar con el “net billing se pagaría a los propietarios de los sistemas el precio de la electricidad en el mercado mayorista y no el precio de compra final de la electricidad por parte consumidor que es más elevado”.
Los esquemas de net metering y billing, una vez que se adopten, servirían pues para impulsar un segmento del mercado fotovoltaico, el cual unido al de aislada y al de instalaciones a gran escala contribuirían a materializar los ambiciosos planes en energías renovables que ha fijado el gobierno chileno. Finat se muestra confiado en que Chile cumpla ampliamente sus objetivos y no le extrañaría que el 20 por ciento de renovables se alcanzara ya en 2020. (Eckhart Gouras)