Ministerio español de Industria ignora el informe de la CNE y la patronal fotovoltaica le acusa de "fraude de ley"

Share

El ministro español de Industria, José Manuel Soria, ha afirmado que "no prestará ninguna atención" al informe de la Comisión Nacional de Energía (CNE) sobre la propuesta de decreto que cambia el modelo de retribución a las renovables en España. Aunque su informe no es vinculante, la CNE había recomendado al Ministerio de Industria no cambiar el actual modelo de tarifas por la pretendida "rentabilidad razonable" del 7,5 por ciento ya que podría generar "grandes incertidumbres" para las inversiones realizadas por las más de 60.000 instalaciones e incluso conducir a "retribuciones negativas". La CNE recriminaba al gobierno el no precisar los parámetros en los que se fundamentará dicho porcentaje de rentabilidad, así como el no haber argumentado debidamente las medidas.
Según Soria, el informe "emana de la CNE saliente" y no se ha hecho "conforme a los criterios que se tienen que utilizar". Con ello, el ministro hace alusión al hecho de que el órgano regulador perderá su individualidad en el mes de octubre y sus atribuciones pasarán a formar parte del suprarregulador Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Las declaraciones del ministro no han caído nada bien en el seno de la asociación de productores de energía Anpier, que califica de "inaudito" la desacreditación que Soria hace de la CNE. Anpier acusa al gobierno de "legislar manu militari" lo contrario de lo predicado cuando era oposición hace veinte meses, y advierte al gobierno de que debería prestarle atención al informe de la CNE si no quiere "incidir en un evidente fraude de ley". (Redacción)