Planta de 10 MW en Ceará deberá estar en operación en febrero de 2014

El prefecto el municipio brasileño de Russas, Weber Araújo, se reunió el lunes con Christine Mox, de Grupo Solar PV project, así como empresarios chinos, brasileños y estadounidenses para tratar sobre los avances de un proyecto fotovoltaico cuya primera etapa contempla de un parque de 10 megavatios (MW) de potencia y que deberá estar operativo en febrero del próximo año, según una noticia en la web del municipio brasileño.
El periódico Diário do Nordeste informa que la inversión para esta primera fase del proyecto asciende a 50 millones de reales brasileños (24 millones de dólares estadounidenses). Está previsto que la electricidad generada por la central solar se comercialice en el mercado libre. En el parque se instalarán ocho megavatios de módulos de capa delgada chinos, así como dos megavatios de módulos cristalinos de la empresa brasileña Dya (Tecnometal).
En etapas posteriores se prevé la instalación de tres parques fotovoltaicos de 30 megavatios de potencia cada uno. Con estos proyectos, la empresa espera poder participar en los concursos que está previsto lance el gobierno brasileño en un futuro próximo, según informa Diário do Nordeste. La inversión total para los 100 megavatios planeados asciende a 500 millones de reales brasileños (240 millones de dólares estadounidenses). Además de los parques solares, el proyecto contempla la implantación de una planta de manufactura de módulos solares en Ceará.
En el último año se han anunciado varios gigavatios en plantas solares en Brasil, sin embargo, en la actualidad apenas hay varias decenas de megavatios fotovoltaicos instalados en el país, en su mayor parte instalaciones aisladas. (Blanca Díaz)