Son 21 los estados de EE.UU. que aceptan el reto de la modernización de la red

Share

La Iniciativa Federal-Estatal de Despliegue de Redes Modernas ha recibido el compromiso de 21 estados. El programa pretende reunir a estados, entidades federales y partes interesadas del sector eléctrico para ayudar a modernizar la red eléctrica estadounidense con el fin de hacer frente a una avalancha de retos y oportunidades a los que se enfrentará el sector en los próximos años.

Los 21 estados son Arizona, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Kentucky, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Washington y Wisconsin.

Estos estados se han comprometido a dar prioridad a los esfuerzos para adoptar soluciones de red modernas para ampliar la capacidad de la red y construir capacidades de red modernas en líneas de transmisión y distribución nuevas y existentes.

“La competitividad de la economía estadounidense a nivel mundial depende del acceso a una energía fiable y de bajo coste. La Iniciativa Federal-Estatal para el Despliegue de Redes Modernas anunciada hoy y que ya cuenta con el apoyo de 21 estados, supone un avance significativo hacia un sistema de transmisión actualizado y mejor conectado que se encuentra en el centro de la visión de la Iniciativa Macro Grid de ACORE”, declaró Ray Long, presidente y consejero delegado del Consejo Estadounidense de Energías Renovables (ACORE, por sus siglas en inglés). “Este anuncio se basa en el encomiable compromiso de modernizar 161 mil kilómetros de líneas de transmisión existentes utilizando asociaciones público-privadas para desplegar tecnologías fácilmente disponibles, como tecnologías de mejora de la red y conductores de alto rendimiento”.

La red eléctrica estadounidense actual se construyó en los años sesenta y setenta. La vetusta red tiene dificultades para hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos causados por el cambio climático, por no hablar de la energía renovable necesaria para cumplir los objetivos energéticos. Según el Departamento de Energía de EE.UU., el 70% de las líneas de transmisión tienen más de 25 años y se acercan al final de su ciclo de vida típico.

En el pasado, la ampliación de la capacidad de la red eléctrica estadounidense dependía de la construcción de nuevas líneas de transmisión con tecnologías que no han cambiado desde mediados del siglo XX. Sin embargo, con las nuevas tecnologías de red modernas de hoy en día, como los conductores de alto rendimiento y las tecnologías de mejora de la red que permiten duplicar o más la cantidad de energía que se maneja en las líneas de transmisión actuales, la red puede actualizarse rápidamente y de forma rentable en comparación con la construcción de nuevas líneas de transmisión.

Los Estados pueden recibir asistencia técnica y analítica de la U.S. Climate Alliance. Por su parte, el Departamento de Energía (DOE) cuenta con numerosos programas de asistencia técnica destinados a apoyar el análisis de las empresas de servicios públicos, los responsables políticos, los reguladores, las oficinas estatales de energía y otras partes interesadas.

La financiación para ayudar a los estados a desplegar tecnologías de red avanzadas es posible gracias a la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) y a la Ley Bipartidista de Infraestructuras (BIL). Por ejemplo, la Oficina de Despliegue de la Red del DOE administra 10.500 millones de dólares en subvenciones competitivas a través del Programa de Asociaciones para la Innovación y la Resiliencia de la Red (GRIP).

La Oficina de Programas de Préstamos del DOE dispone de 250.000 millones de dólares de autoridad de garantía de préstamos para proporcionar financiación a bajo interés a proyectos que mejoren las infraestructuras energéticas existentes, con orientaciones del programa que destacan la reconducción como ejemplo de proyecto cualificado. El programa Empowering Rural America (New ERA) del Departamento de Agricultura proporciona 9.700 millones de dólares en préstamos o subvenciones a bajo interés y representa la mayor inversión en electrificación rural desde 1936, con elegibilidad para mejoras del sistema de transmisión.

También hay financiación disponible a través del programa Grid Resilience and Innovation Partnership (GRIP), que recientemente cerró el plazo de presentación de solicitudes para una segunda ronda de subvenciones del DOE de hasta 2.700 millones de dólares. El objetivo del programa es financiar proyectos que mejoren y modernicen el sistema de transmisión y distribución para aumentar la fiabilidad y resistencia y preparar la red para condiciones meteorológicas extremas, así como garantizar el suministro de electricidad limpia y asequible a todas las comunidades del país.

Un estudio de RMI señala que las tecnologías de mejora de la red (GET) pueden ahorrar a los promotores de proyectos cientos de millones de dólares en costes de interconexión en comparación con las mejoras de la red por defecto, mientras que el ahorro a nivel de proyecto “podría ser la diferencia” que permitiera a un promotor construir un proyecto en lugar de quedarse fuera de la cola. El estudio señala que las GET también pueden instalarse más rápidamente que otras mejoras de la red.

La Comisión Federal Reguladora de la Energía (FERC) ha publicado recientemente una norma final sobre Planificación de la Transmisión Regional y Asignación de Costes, la Orden 1920, que adopta requisitos sobre cómo los proveedores de transmisión deben llevar a cabo la planificación a largo plazo de las instalaciones de transmisión regional, considerar el uso de conductores avanzados y Tecnologías de Mejora de la Red.

La Asociación de Industrias de la Energía Solar (SEIA) ha participado en este procedimiento normativo durante los dos últimos años, abogando por reformas en el proceso de planificación de la transmisión para tener en cuenta todos los beneficios que ofrece la energía limpia.

“Estamos satisfechos de que la FERC haya dado varios pasos para mejorar el anticuado sistema de transmisión de Estados Unidos, entre ellos seguir las recomendaciones de SEIA que exigen a los proveedores de transmisión que participen en la planificación regional a largo plazo”, dijo Melissa Alfano, directora senior de mercados energéticos y asesora de SEIA.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.