Brasil: La capacidad de generación centralizada supera los 200 GW con la entrada en operaciones de una planta solar

Share

Con la entrada en operación comercial de la planta fotovoltaica Boa Sorte I, de 44,1MW, en Paracatu (MG), Brasil ha superado la marca de los 200 GW de capacidad instalada de generación centralizada (GC), de los cuales el 84,25% proviene de fuentes renovables y el 15,75% de fuentes no renovables y el 1% de fuentes nucleares, según la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel).

Actualmente, las tres mayores fuentes renovables que componen la matriz eléctrica brasileña son la hidráulica (55%), la eólica (14,8%) y la biomasa (8,4%) y las mayores fuentes no renovables son el gas natural (9%), el petróleo (4%) y el carbón (1,75%). La energía solar tiene una participación del 6,29% en la matriz de generación centralizada de Brasil, con 12,6 GW instalados.

Si incluimos la generación distribuida (GD), con otros 27,5 GW de capacidad instalada, la participación de la fuente en la capacidad total instalada en Brasil se eleva a más del 17% de la matriz. Aneel, sin embargo, no suma la capacidad de GD y GC porque la electricidad producida se utiliza de forma diferente.

“Cuando Aneel inició sus actividades en 1997, la capacidad instalada en el país era de unos 60 GW. Es decir, en menos de tres décadas, esta cifra se ha más que triplicado. Y aún hay más. Hace menos de 20 años, fuentes como la eólica y la solar -hasta entonces consideradas alternativas- aún no figuraban en las estadísticas de generación de energía. Gracias a una serie de políticas públicas acertadas y al trabajo riguroso de Aneel en la regulación y supervisión de la generación, estas fuentes han dominado la expansión de la oferta en el país en los últimos años”, afirma el director general de Aneel, Sandoval Feitosa.

La previsión de Aneel es que se sumen 10,1 GW de centrales centralizadas hasta el final de 2024, la segunda mayor expansión de la serie histórica, después de los 10,3 GW de capacidad instalada en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) en 2023.

De ese total, según la agencia, 4,9 GW deben provenir de la energía solar, seguidos por 3,8 GW de la eólica. Las fuentes de biomasa, fósil e hidroeléctrica también deberían sumar 1,1 GW, 300 MW y 159 MW. Si se cumplen las expectativas, será el primer año en que las centrales solares centralizadas lideren la expansión, por delante de la eólica, que lo hizo en 2021, 2022 y 2023.

La hidroelectricidad, que anteriormente representaba más del 80% de la capacidad de generación centralizada en Brasil, ha ido perdiendo terreno frente a nuevas renovables como la eólica y la solar, y el Sistema Interconectado Nacional ha ido ganando nuevas características, como la generación altamente fluctuante de fuentes intermitentes. En 2024, la rampa de carga podría situarse entre 25 GW y 30 GW. Por ello, el país ha comenzado a realizar subastas de reserva de capacidad para responder a estas fluctuaciones, primero mediante la contratación de centrales térmicas, pero que en el futuro deberán dar cabida a la contratación de almacenamiento.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

YPF Luz anuncia la construcción de un nuevo parque solar de 200 MW en Argentina
17 julio 2024 Se ubicará en la provincia de Mendoza: el Parque Solar “El Quemado” es el séptimo proyecto renovable de la compañía, que aportará energía limpia a las...