Qué hacer con los 32 GW de solicitudes denegadas de generación distribuida en Brasil

Share

Más de 32 GW de solicitudes de conexión de proyectos de generación distribuida recibidas entre el 22/01/07 y el 23/01/07 fueron denegadas por las distribuidoras de energía en Brasil. En total, las distribuidoras recibieron más de 1 millón de solicitudes por un total de 54 GW de capacidad, en lo que se ha dado en llamar la “fiebre del oro” para conseguir el descuento total en la tarifa de distribución, al que sólo tienen derecho los proyectos con solicitudes presentadas antes del 23/01/07 (GD I).

La vicepresidenta de Generación Distribuida de Absolar y consejera delegada de Bright Energies, Barbara Rubim, cree que las solicitudes denegadas por las distribuidoras pueden volver a presentarse, y los integradores no tienen por qué perder todo el trabajo de preparación del proyecto. Sin embargo, hay al menos dos puntos a tener en cuenta:

“Uno, si este proyecto se presentó originalmente antes del 7 de enero de 2023, y fue denegado, cuando se vuelva a presentar la solicitud al distribuidor tendrá un nuevo marco, no tendrá un derecho adquirido. Así que será un GD II o un GD III. Ese es el primer punto. El segundo punto es que si el proyecto se vuelve a presentar, vuelve al final de la cola. Conviene recordar que cuando el distribuidor va a analizarlo, tiene que seguir un orden, en teoría, de antigüedad”, dice Rubim.

Cuestionar las denegaciones antes de volver a presentar el proyecto
El gran problema, advierte la abogada, es que con el volumen de solicitudes y las denegaciones sistemáticas de las distribuidoras, incluidas las alegaciones de inversión del flujo de potencia y los cambios en los presupuestos originales de conexión, la posibilidad de que el proyecto sea rechazado de nuevo es “muy alta”.

Por este motivo, es necesario analizar detenidamente el motivo por el que se denegó el proyecto, ya que puede ser más interesante para el integrador o promotor del proyecto cuestionar la denegación, afirma Barbara Rubim.

“Especialmente en el cambio de año, y en este análisis de proyectos que serían GD I, hubo muchos rechazos totalmente infundados y arbitrarios por parte de las distribuidoras, dejando la sensación de que en realidad se trataba de un intento de evitar que el proyecto se configurase como GD I, que es una configuración más beneficiosa para el accedente [con descuentos en la tarifa de distribución]”, afirma la vicepresidenta de Absolar.

En los casos en que la negativa de la distribuidora parece injustificada, el consejo es recurrirla, buscando, por ejemplo, que se corrija el proyecto. “O incluso cuestionar la legitimidad del rechazo y volver a analizar así el proyecto ya presentado en el marco de la GDI”, dice Barbara Rubim.

La mayoría de las solicitudes denegadas se encuadraban en el artículo 71, II, que prevé los casos en los que el distribuidor puede rechazar la solicitud.

“Sin embargo, la concesionaria debe informar al solicitante por escrito de las razones detalladas y las disposiciones legales y reglamentarias en las que basó su decisión”, dice Joiris Manoela, CEO de Comunidade Energês. Subraya que el solicitante tiene derecho a presentar una reclamación, incluso ante el defensor del distribuidor, según el artículo 416, II de la REN 1.000/21.

Por otro lado, si la justificación de la negativa del distribuidor es válida, como no adjuntar documentos clave para el proceso, “lo que ha ocurrido mucho en esta fiebre del oro”, según Joiris, los integradores pueden volver a solicitar la conexión, pero no serán clasificados como GD I.

“Cuando un presupuesto de conexión se emite erróneamente, o se cancela erróneamente, hay dos alternativas prudentes a tomar por los perjudicados: la primera es el doble reembolso cuando se ha pagado una contribución financiera mayor, y la segunda es la compensación financiera por incumplimiento de plazos”, dice el director ejecutivo de Comunidade Energês.

Es importante recordar que si el presupuesto de conexión es anulado o alterado, el plazo para el inicio de la inyección debe ser restablecido, ya que los 120 días en el caso de la microgeneración, o 12 meses en el caso de la minigeneración, empiezan a contar a partir de la emisión final del Presupuesto de Conexión.

Denegaciones sistemáticas de las solicitudes de conexión
En este escenario de denegación sistemática por parte de las compañías eléctricas, destacan las distribuidoras del grupo Energisa, afirma Barbara Rubim. “Ha llamado mucho la atención y la razón por la que aparecen con tantos rechazos en el mapeo de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) es porque anularon los presupuestos de conexión que ya habían sido emitidos”. Este dato corrobora la información de que entre marzo y junio de este año el grupo Energisa anuló más de 4.000 presupuestos de conexión que ya habían sido presentados. Es aún más grave”, afirmó. Sólo Energisa Mato Grosso, según datos de Aneel, denegó 1,9 GW de 8.000 solicitudes.

Otra situación que llama la atención es la de  la Compañía Energética de Minas Gerais S.A. (Cemig), señala Barbara. “Es un caso muy crítico, porque Cemig no niega el proyecto, no rechaza el proyecto, pero presenta un presupuesto de conexión que realmente imposibilita el desarrollo de ese proyecto. No denegar el proyecto es también una forma de camuflar este tipo de análisis [de denegaciones de solicitudes] que viene haciendo Aneel”, señala.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Presentan en Chile un parque fotovoltaico de 763,6 MW con BESS de 1063,4 MW
22 julio 2024 En caso de obtener luz verde para su desarrollo, AES estima que comenzaría la construcción en abril de 2025, y finalizaría en 2027 para dar inicio a l...