Finaliza en Florida, EE. UU., la primera fase de una planta solar de 3,6 MW para un productor de cannabis

Share

En el centro de Florida, ESA Solar ha anunciado esta semana la finalización de una primera fase de 1,2 MW de un proyecto solar montado en suelo de 3,6 MW para un cultivador de cannabis que utiliza instalaciones de cultivo de interior. El proyecto de huerta solar de tres fases forma parte de los esfuerzos de expansión en curso de ESA para proporcionar vías de descarbonización para empresas y comunidades en nuevos mercados y regiones, incluido el cannabis recreativo.

La huerta solar utiliza módulos solares bifaciales de doble vidrio Q-Peak Duo XL de Q Cells montados en el sistema de estanterías Terrasmart Glide, un diseño concebido para ofrecer la máxima eficiencia y estabilidad, según explicó un portavoz de ESA Solar a la revista pv USA. Los paneles de la matriz están conectados mediante inversores Sunny TriPower Core 1 de 62,5 kW de SMA Solar, añadió.

Un informe de 2022 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) estimaba que las medidas de control climático representan más del 80% de la huella de carbono de la producción de cannabis en interiores. Los sistemas solares in situ pueden reducir los costos de las operaciones de cultivo, ya que la electricidad puede suponer entre el 30% y el 50% del costo de la producción de cannabis.

La producción de cannabis representa más del 1% de la demanda estadounidense de electricidad, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, lo que supone una gran oportunidad para la adopción de energías renovables.

Según el informe sobre el estado de la industria del cultivo de cannabis de 2021, el 54% de los cultivadores operan únicamente instalaciones de interior, mientras que más del 80% operan una instalación de interior además de un invernadero o una instalación al aire libre. En cuanto al consumo de energía, en una instalación de cultivo interior se utilizan 150 kWh al año por metro cuadrado. Esto equivale a menos de 750.000 kWh de consumo energético anual en el caso de las instalaciones pequeñas y a más de 5 millones de kWh en el caso de los grandes cultivadores.

Varios cultivadores del mercado del cannabis recreativo han recurrido a la energía solar in situ y a sistemas de almacenamiento de energía para compensar su consumo energético, además de utilizar sistemas de iluminación LED de bajo consumo diseñados para funcionar a intervalos diarios cuando la energía es menos cara en la red. Estas prácticas han supuesto un ahorro adicional del 50% o más en el consumo de energía.

El huerto solar en tres fases de la ESA se utilizará para cubrir todas las necesidades de electricidad de este invernadero floridano de cultivo de cannabis. El proyecto de huerta solar ayudará a reducir los costos de electricidad, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, crear una fuente de electricidad más fiable y promover la energía limpia en toda la región central de Florida, según el promotor.

“Estamos muy contentos de estar ya terminando la primera fase de este nuevo proyecto de huerta solar cerca de nuestra sede en el centro de Florida”, dijo Justin Vandenbroeck, vicepresidente ejecutivo de ESA Solar. “Trabajando junto a los líderes agrícolas locales para promover prácticas energéticas sostenibles es como les ayudamos a satisfacer sus crecientes necesidades energéticas. Este proyecto alimentará una instalación de cannabis, una de las fuentes de más rápido crecimiento de nuevo consumo de electricidad, rivalizando con los centros de datos y los vehículos eléctricos.”

Se espera que la segunda fase del parque solar se complete a finales de 2023, abriendo un camino para más energía solar in situ para instalaciones de cannabis en los próximos años, dijo el desarrollador.

Fundada en 2017, ESA es un desarrollador solar a escala comercial, comunitaria y de servicios públicos con sede en Maitland, Florida, que ha desarrollado proyectos en más de 10 estados. Colectivamente, su equipo ha desarrollado más de 3 GW de proyectos a lo largo de su carrera.

En otros lugares de Estados Unidos, Canndescent, con sede en Santa Bárbara, California, cuenta con más de 100,000 pies cuadrados de espacio de cultivo interior y produce cerca de 17 toneladas de cannabis al año. En 2019, el productor instaló un sistema solar de 282,5 kW en sus instalaciones en Desert Hot Springs, California. El sistema solar del cultivador compensa entre el 25% y el 35% del consumo eléctrico de la empresa, dependiendo de la época del año, dijo el director sénior de cumplimiento Andrew Mochulsky a pv magazine en abril de 2023.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Copec anuncia BESS por 105 MW / 420 MWh para el proyecto Granja Solar, en Chile
16 julio 2024 En abril de este año, Copec adquirió el parque fotovoltaico Granja Solar, con una capacidad de generación de 123 MWp y ubicado en la región de Tarapac...