Plan de la AIE para reducir la dependencia de Europa del gas ruso

Share

La invasión de Ucrania por parte de Rusia tendrá seguramente consecuencias duraderas para el suministro energético mundial. Y para Europa en particular, que importó 155.000 millones de metros cúbicos (bcm) de gas natural ruso en 2021, el 45% de las importaciones de gas de la Unión Europea y alrededor del 40% de su consumo total de gas.

La dependencia de Europa del gas natural, principalmente para la calefacción, se reducirá en las próximas décadas, de acuerdo con los objetivos de reducción de emisiones en todo el continente. Sin embargo, la crisis de Ucrania ha puesto rápidamente de manifiesto la necesidad de una actuación más rápida, no sólo en nombre de la protección del clima, sino para garantizar un suministro energético seguro y fiable.

En cuanto al suministro inmediato de energía a Ucrania, Barbara Pompili, Ministra de Transición Ecológica de Francia, país que actualmente ostenta la Presidencia de la UE, ha declarado hoy en una rueda de prensa que Ucrania ya no está conectada a la red eléctrica rusa, y que se espera que el operador de la red europea ENTSO-E complete la conexión del país a la red europea en 15 días. Scatec Solar también ha dicho que está preparada para reanudar el suministro de energía de los 336MW de energía fotovoltaica que posee actualmente en el país, y que es capaz de operar estas plantas a distancia.

De cara al próximo invierno y más allá, la Agencia Internacional de la Energía ha publicado hoy un plan de 10 puntos con el que afirma que Europa podría reducir sus importaciones de gas ruso en un tercio en el plazo de un año, sin comprometer los objetivos establecidos en el Pacto Verde Europeo ni arriesgarse a sufrir grandes subidas del precio de la energía. «Nadie se hace ya ilusiones. El uso por parte de Rusia de sus recursos de gas natural como arma económica y política muestra que Europa necesita actuar rápidamente para estar preparada para afrontar una considerable incertidumbre sobre el suministro de gas ruso el próximo invierno», dijo el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol. «Europa necesita reducir rápidamente el papel dominante de Rusia en sus mercados energéticos y aumentar las alternativas lo antes posible».

Birol presentó el plan de 10 puntos, junto con Pompili y el Comisario Europeo de Energía, Kadri Simson, en una conferencia de prensa virtual celebrada hoy. Entre las primeras sugerencias de la AIE están no firmar ningún nuevo contrato de suministro con Rusia, asegurar fuentes alternativas de gas y aumentar los niveles de almacenamiento de gas durante el verano para proporcionar un colchón adecuado durante la temporada de calefacción. La agencia señala que los contratos con Gazprom, que cubren más de 15 bcm, expiran en 2022. Durante la conferencia de prensa, Birol señaló a Azerbaiyán y Argelia como posibles fuentes clave de suministro de sustitución.

Acelerar las energías renovables

Acelerar el desarrollo de proyectos eólicos y solares es el cuarto punto de la lista de tareas de la AIE para Europa. Según su análisis, sólo con solucionar los retrasos en la concesión de permisos se podrían introducir 20 TWh adicionales de electricidad en las redes europeas durante el próximo año, mientras que la inversión de 3.000 millones de euros en incentivos que cubran parte del coste de instalación de la energía fotovoltaica residencial podría añadir otros 15 TWh. La AIE calcula que estas dos medidas combinadas podrían reducir el uso de gas en 6.000 millones de metros cúbicos.

También recomiendan retrasar el cierre previsto de cuatro reactores nucleares y volver a poner en marcha los reactores desconectados para su mantenimiento y control de seguridad, así como aumentar el uso de las centrales de biomasa existentes, que se calcula que funcionarán al 50% de su capacidad en 2021.

Electrificación

La aceleración de la adopción de bombas de calor para sustituir las calderas de gas y la aplicación de nuevas medidas de eficiencia energética en los edificios podrían reducir la demanda de gas en 4.000 millones de metros cúbicos este año. Además, el alejamiento del gas en el suministro de flexibilidad a las redes eléctricas, y el impulso al almacenamiento de energía a largo y corto plazo, la respuesta a la demanda y otras alternativas para desacoplar el gas de la red eléctrica podrían reducir significativamente la demanda de gas, aunque advierte que «los Estados miembros de la UE deben garantizar que haya señales adecuadas de precios en el mercado para respaldar la rentabilidad de estas inversiones».

Protección del consumidor

La última serie de recomendaciones se refiere al suministro a los consumidores, y la AIE pide que se adopten medidas a corto plazo para aumentar los impuestos a los proveedores de energía que puedan ver incrementados sus beneficios debido a los elevados precios de la energía, y que se redistribuyan para compensar parcialmente las facturas energéticas, como ya ha empezado a ocurrir en Italia y Rumanía. También se señala que, para los consumidores, bajar los termostatos en toda la UE en sólo 1 grado podría reducir inmediatamente la demanda anual de gas en 10bcm.

«Reducir nuestra dependencia del gas ruso es un imperativo estratégico para la Unión Europea. En los últimos años, ya hemos diversificado considerablemente nuestro suministro, construyendo terminales de GNL y nuevos interconectores», dijo Simson. «La próxima semana, la Comisión propondrá una vía para que Europa se independice del gas ruso lo antes posible. El análisis de la AIE esboza una serie de medidas concretas que podemos adoptar para alcanzar ese objetivo. Es una contribución muy oportuna y valiosa a nuestro trabajo».

Vuelta de Irán al mercado del petróleo

Por otra parte, después de haber rozado hoy los 120 € el barril de petróleo Brent, su precio ha llegado a descender en algunos momentos por debajo de los 110€ tras trascender informaciones que apuntaban a que Irán podría regresar de forma inmediata al mercado de petróleo, lo que podría aliviar la oferta.

Fuentes cercanas a la OPEP+ apuntaban a un resultado exitoso de las conversaciones podría levantar las sanciones de Estados Unidos a las exportaciones de Irán, lo que, según la Agencia Internacional de Energía, podría reintegrar al mercado 1,3 millones de barriles por día (bpd) de petróleo iraní. El director general de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, ha anunciado que se reunirá con altos funcionarios iraníes en Teherán el 5 de marzo.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.