Catamarán solar 100% alimentado por módulos de heterounión

Share

Un catamarán diseñado por el ingeniero inglés Phil Morrison y preparado para emprender un viaje transatlántico en solitario de 100 días desde Chile a Australia será impulsado exclusivamente por un generador de energía fotovoltaica.

El barco estará dirigido por el aventurero ruso Fedor Konyukhov en una primera expedición transpacífica en solitario de 9.000 millas náuticas desde Chile a Australia, que comenzará en diciembre.

Llamado Nova, el barco tiene 11 m de largo, 7 m de ancho y puede alcanzar velocidades de 5-7 nudos. Está hecho de compuestos de fibra de carbono y pesa solo 2,2 toneladas. «La nave está diseñada para dividirse en dos cascos y cuatro secciones de cubierta, que junto con el equipo auxiliar, lanzamiento y ensamblaje, cabrán en dos contenedores de 40 pies», dijo Morrison en un comunicado.

El barco está equipado con un sistema fotovoltaico de 11 kW construido con paneles solares flexibles de heterounión desarrollados por el fabricante ruso de módulos Hevel Solar. “El coste de los elementos solares más mano de obra y sin el sistema de almacenamiento fue de 1,1 millones de rublos, lo que equivale a unos 14.700 dólares”, dijo un portavoz del fabricante a pv magazine.

El sistema solar cubrirá una superficie de alrededor de 66 m2 en la embarcación y los lados del casco también llevarán paneles, lo que proporcionará 12 m2 adicionales por lado. “Si bien no se prevé que estos paneles sean tan eficientes como los paneles de la cubierta, se espera que acumulen preciosa energía adicional cuando el sol esté bajo en el horizonte y la luz se refleje en la superficie del agua”, explicó Hevel Solar.

El sistema fotovoltaico también garantizará el suministro de agua dulce, ya que el barco está equipado con un sistema de desalinización alimentado por la propia electricidad generada por energía solar.

El catamarán contará con un sistema de almacenamiento de energía diseñado por Enel X, una unidad de la empresa italiana Enel. El sistema se basa en 26 baterías de fosfato de Li-Fe para garantizar un suministro de energía estable para el sistema fotovoltaico, que podría superar los 5 kW en condiciones ideales. “Los sofisticados controladores de carga MPPT capaces de ajustar la corriente y el voltaje para maximizar el potencial de carga se combinarán con un complejo sistema de monitoreo que permitirá a la nave optimizar la energía obtenida”, afirmó Morrison.

Se afirma que Nova puede navegar con total autonomía en el océano hasta por seis meses.

El barco también fue concebido con tecnologías proporcionadas por Mikhail Lifshitz, diseñador general de ROTEC JSC, que se especializa en el desarrollo de métodos para impulsar embarcaciones marítimas y fluviales utilizando motores eléctricos, paneles solares y el efecto albedo.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.