Laboratorio móvil para ensayos de módulos fotovoltaicos

Share

De pv magazine Alemania, por Petra Hannen

 

La empresa alemana TÜV Rheinland ha desarrollado PV TravelLab, un laboratorio móvil para probar módulos solares.

El pequeño laboratorio portátil puede desmontarse por completo, por lo que cabe en siete maletas de transporte para facilitar su traslado como equipaje de avión. TÜV Rheinland ha desarrollado el sistema de ensayos conjuntamente con la empresa alemana MBJ Solutions, especializada en sistemas de ensayo y medición para la industria fotovoltaica.

TÜV Rheinland ha afirmado que el laboratorio portátil puede realizar test de módulos in situ según las normas IEC pertinentes, antes de ser enviados, poco antes de la instalación e incluso en los emplazamientos de los proyectos solares. Los datos de las pruebas pueden estar disponibles inmediatamente in situ para realizar evaluaciones detalladas. El único requisito es un entorno de pruebas que pueda oscurecerse, como un contenedor de carga vacío, por ejemplo.

PV TravelLab está diseñado para probar hasta 150 o 200 módulos solares al día y combina las últimas tecnologías de medición para dispositivos fotovoltaicos. La fuente de luz está certificada según la norma IEC 60904-9 Ed.3 y garantiza mediciones de potencia con una incertidumbre de medición muy baja, incluso con las nuevas tecnologías de módulos.

Con un rango de medición de 0 V a 250 V y de 0 a 20 amperios, el laboratorio de pruebas puede evaluar tanto los paneles solares cristalinos de alta eficiencia como los módulos fotovoltaicos de capa fina. En el caso de los módulos fotovoltaicos PERC o de heterounión, se puede utilizar el proceso «Dynamic I-V» propio de TÜV Rheinland. También es posible realizar pruebas de diodos de derivación.

Para las mediciones de electroluminiscencia, los módulos se empujan sobre cámaras EL en un marco de medición montado sobre rodillos, dijo TÜV Rheinland. Dos cámaras de 5 megapíxeles generan imágenes de los módulos fotovoltaicos para destacar rápidamente posibles grietas de las células, así como los problemas en las conexiones de las células, o la degradación inducida por el potencial (PID) y la degradación inducida por la luz y la temperatura elevada (LeTID). El laboratorio portátil también puede utilizarse para realizar análisis EL al 10% de la corriente de cortocircuito nominal, “gracias a las sensibles cámaras del sistema”, afirma TÜV Rheinland.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.