Brasil supera los 300.000 sistemas fotovoltaicos de GD conectados a la red

Share

La Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (Absolar) ha llevado a cabo un estudio sobre la generación distribuida fotovoltaica con conexión a red en Brasil. En total, hay más de 3,6 GW de potencia instalada de generación distribuida de la fuente solar fotovoltaica en todo el país, lo que representa más de 18.200 millones de reales (2.811 millones de euros) en inversiones acumuladas desde 2012 y más de 108 mil empleos.

Según la asociación, en número de sistemas instalados, los consumidores residenciales están a la cabeza, y representan el 72,5% del total. Siguen las empresas de los sectores del comercio y los servicios (17,7%), los consumidores rurales (6,8%), las industrias (2,6%), el sector público (0,4%), los servicios públicos (0,03%) y el alumbrado público (0,01%).

En cuanto a la potencia instalada, aparecen en primer lugar los consumidores de los sectores de comercio y servicios, con el 39,1% de la potencia instalada en el país, seguidos de cerca por los consumidores residenciales (38,0%), los consumidores rurales (12,7%), las industrias (8,8%), la energía pública (1,2%) y otros tipos, como los servicios públicos (0,1%) y el alumbrado público (0,02%).

Según Absolar, en los últimos doce meses se añadieron alrededor de 162 mil nuevos sistemas de generación solar en Brasil, lo que implica un crecimiento de más del 130% en comparación con el año pasado. En el trimestre anterior al inicio de la pandemia, entre los meses de diciembre y febrero, el aumento de las conexiones fue de 52.200, un incremento de más del 30%.

La asociación dice que los más de 300 mil sistemas solares fotovoltaicos conectados a la red aportan ahorro y sostenibilidad ambiental a 374,4 mil unidades de consumo. Está presente en más de 5 mil municipios y en todos los estados brasileños. Sin embargo, este sector sigue siendo muy pequeño en comparación con el mercado total. De los más de 84 millones de consumidores de electricidad, solo el 0,4% utiliza el sol para producir electricidad.

«En las crisis de 2015 y 2016, el PIB de Brasil fue inferior al -3,5% anual, pero el sector de la energía solar fotovoltaica creció más del 100% anual. Ahora, después de la fase más aguda de la actual pandemia, la energía solar fotovoltaica volverá a impulsar la recuperación del Brasil. La energía solar será parte de la solución, tanto para nuestra sociedad como para el medio ambiente», dice el director general de Absolar, Rodrigo Sauaia.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.