Chile obtiene una tasa récord en emisiones de bonos verdes en dólares

Share

El Ministerio de Hacienda de Chile emitió la pasada semana bonos verdes en el mercado europeo en euros y dólares por un monto total equivalente a US$ 6.228 millones.

El pasado día 22 se emitió un bono verde en dólares por un monto total equivalente a US$1.650 millones con vencimiento en 2032 (12 años), por US$ 750 millones, así como la reapertura del bono verde con vencimiento en 2050 (30 años) emitido en 2019, por US$ 900 millones.

El Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, destacó que “los resultados de esta operación, en conjunto con los ya obtenidos en la emisión en euros, confirman el alto grado de confianza de largo plazo en nuestro país por parte de los inversionistas internacionales”. Además, refiriéndose al resultado, el Ministro señaló que “estas operaciones aprovechan un buen momento de mercado, lo que nos permitió conseguir financiamiento a tasas históricamente bajas.”

Sobre la cualidad verde del bono, el ministro recordó que “estas emisiones en moneda extranjera, en euros [el pasado día 21] y en dólares [el día 22], al igual que las del año pasado, destacan por ser en bonos verdes. Es decir, que los recursos recaudados en estas emisiones se utilizarán en activos y proyectos que contribuyan a la acción climática. Esto es coherente con el fuerte compromiso y liderazgo mundial que Chile y, en particular, el Ministerio de Hacienda ejerce en estos temas”.

El Ministerio de Hacienda de Chile destaca el nivel históricamente bajo de las tasas obtenidas. El bono a 12 años alcanzó una tasa de 2,571%, mientras que la reapertura del bono a 30 años obtuvo una tasa de 3,275%, la más baja que el país ha logrado en su historia para un plazo similar. Los spreads respecto a la tasa de referencia del bono del Tesoro de Estados Unidos a plazo similar fueron de 75 puntos base y 105 pb para los bonos a 12 y 30 años, respectivamente. La demanda fue equivalente a 2,5 veces para el bono a 12 años y 2,0 veces para el bono a 30 años.

En conjunto, la participación de inversionistas “verdes” fue de US$ 212 millones, lo que corresponde a un 13% del total demandado. En el caso de la transacción en euros, la proporción de inversionistas verdes fue de aproximadamente un 30%.

Uso de los fondos en transporte limpio

Al igual que en la emisión en euros, los proyectos incluidos en el portafolio de esta emisión pertenecen al sector “Transporte Limpio” definido en el documento Marco para los Bonos Verdes de la República de Chile. Específicamente, incluye proyectos de Metro, como la construcción de la futura línea 8 y la extensión de la línea 4; así como también de proyectos de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE).

La selección de proyectos a financiar por este instrumento se alineó al Marco para los Bonos Verdes de la República de Chile desarrollado durante el 2019 y evaluado positivamente por Vigeo Eiris. El portafolio de proyectos considerado fue certificado, al igual que el de 2019, según los estándares de Climate Bonds Initiative (CBI), una de las principales ONG especializada en la definición de estándares globales y verificables para este tipo de instrumentos. Cabe señalar que la certificación constituye el estándar más alto para este tipo de bonos.

De acuerdo a lo informado en el plan de colocación de bonos para el año 2020, además de lo emitido en moneda extranjera la pasada semana por aproximadamente US$3.300 millones, se contempla la emisión de bonos en moneda local por US$5.400 millones.