Cuba introduce medición neta y beneficios fiscales para la generación distribuida

Share

El gobierno de Cuba ha publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba las nuevas reglas que introducen unos incentivos y beneficios arancelarios y fiscales para que las personas naturales y jurídicas puedan adquirir e instalar generadores de electricidad de fuentes renovables.

“El ministerio de Energía y minas promueve la producción de energía por los consumidores, lo que incluye al sector residencial, a partir de la utilización de las tecnologías que aprovechen las fuentes renovables de energía para el autoabastecimiento у la venta de los excedentes al Sistema Eléctrico Nacional,” se puede leer en el documento.

El Decreto Ley No. 345, se especifica también en el texto, se aplica a personas jurídicas estatales y no estatales, sociedades mercantiles de capital 100% cubano y las modalidades de inversión extranjera.

Las nuevas disposiciones, además, instruyen a los bancos comerciales el otorgamiento de créditos a personas naturales para adquirir equipos que utilizan fuentes renovables. “Los créditos se otorgan en pesos cubanos hasta el 100% del valor de los equipos,” se puede leer en el texto del decreto. “El importe y el plazo de amortización del crédito responden al análisis de riesgo que realice el banco a partir de la capacidad de pago del solicitante.”

El gobierno Cubano, además, espera que las nuevas reglas puedan fomentar la creación de una industria nacional de las renovables. “El Decreto Ley No. 345 declara como un objetivo de la industria nacional la producción de equipos, medios y piezas para el desarrollo de las fuentes renovables de energía y los destinados a elevar la eficiencia energética,” se lee también en el texto.

En una entrevista con pv magazine, el presidente de Cubasolar, Luis Bérriz, había revelado en abril de 2018 que la venta del excedente de energía de instalaciones fotovoltaicas no residenciales podría tener acceso a una tarifa de 6 centavos de dólar por kWh.

A finales de 2018, la potencia fotovoltaica acumulada de Cuba había alcanzado unos 96 MW, según la Agencia Internacional de las Energías Renovables. Esta capacidad viene de plantas solares a gran escala que fueron realizadas en el marco del plan solar Cubano que prevé un objetivo de 700 MW de cara a 2030.