Cuba: la tarifa de la FV no residencial bajo medición neta será de $ 0,06 / kWh

Señor Berriz, el gobierno cubano acaba de emitir nuevas reglas para la generación distribuida bajo medición neta. ¿Se sabe cuándo entrarán en vigor?

Si se refiere al Decreto-Ley 345 “Del Desarrollo de las fuentes renovables y el uso eficiente de la energía” del Consejo de Estado y a la Resolución 435 del Ministerio de Finanzas y Precios, hay que subrayar que el primero es general y aunque ya se firmó, debe salir en la Gaceta Oficial y entrar en vigor en estos días, mientras que el segundo, que trata de los precios del kWh en el sector no residencial en dependencia de la fuente, ya está en vigor.

¿Cuál sería el límite de potencia para los proyectos solares bajo este esquema?

El Decreto-Ley 345 dice en su Artículo 15.1: “El Ministerio de Energía y Minas promueve la producción de energía por los consumidores, lo que incluye al sector residencial, a partir de la utilización de las tecnologías que aprovechen las fuentes renovables de energía para el autoabastecimiento y la venta de los excedentes al Sistema Eléctrico Nacional”. Además, en el Artículo 15.2 se puede leer: “La Unión Eléctrica compra toda la energía eléctrica generada a partir de fuentes renovables de energía, producida por los productores independientes, siempre que cumpla las normas técnicas establecidas”. O sea, no se ponen límites, pero en realidad, lo que se quiere es lograr el autoabastecimiento y eliminar en todo lo posible la subvención del estado cubano en el pago de la electricidad. Quiero especificar que tampoco se define la fuente de energía, la cual puede ser fotovoltaica, eólica, hidráulica o de los residuales de la biomasa y del biogás.

¿Cuál será la tarifa para la venta del excedente de energía? ¿Cómo se efectuará el pago?

La tarifa no residencial ya la establece la resolución 435 y es de 6 centavos de dólar el kWh para la producción con paneles fotovoltaicos y de 14 centavos de dólar para la producción de electricidad con biogás. La residencial no ha salido, pero oscilará más o menos en esa cifra. En el sector residencial lo que se pretende es que el propietario de la vivienda adquiera la instalación fotovoltaica con un crédito bancario y la pague en menos de 5 años con la venta de la electricidad a la Unión Eléctrica Nacional. O sea, que el sector residencial no va a tener que disponer de dinero para tener su instalación fotovoltaica. Lo que produzca después que pague la instalación, va para su bolsillo.

En cuanto al pago de la tarifa por la Unión Eléctrica, aunque todavía no haya salido la resolución de pago a los consumidores-productores residenciales, creo que podría hacerse por todo lo que se produzca y no solo por los excedentes pues la tarifa actual de pago de la electricidad está altamente subvencionada, o sea, que será común que en una casa que tenga un sistema fotovoltaico, no tenga excedentes y solo dejaría de pagar lo que disminuye de su consumo, pero como la electricidad está subvencionada, sería muy poco, por lo que la instalación no se pagaría ni en 20 años. El pago por lo que produce y no por el excedente es necesario por lo menos, hasta que la instalación se pague. Es posible que se haga un contrato para el período de pago de la instalación por todo lo producido y otro para después del pago por el excedente. Pero esto lo veremos cuando salga la resolución de pago a los consumidores-productores residenciales.

¿Cuánta potencia se podría instalar bajo el esquema este año, y en los próximos años?

Esta respuesta es muy difícil de dar, pues depende de la disponibilidad de recursos con que cuente el estado cubano, pues como dije, las instalaciones fotovoltaicas se venderán subvencionadas y Cuba sigue estando económicamente bloqueada. Posibilidades por disposición del sol en todos los lugares y necesidades hay muchas. Lo que nos limita son las posibilidades económicas en muchos casos impuestas por el bloqueo.

¿Cuál es el precio medio de una instalación fotovoltaica residencial o comercial en Cuba actualmente?

El costo debe oscilar entre 1.500 y 1.750 dólares el kilowatt-pico instalado, pero se va a vender subvencionado por un precio aproximado de 400 dólares el kilowatt-pico para que la inversión se pueda pagar entre 4 y 5 años. Todos estos valores son supuestos y aproximados pues todavía no se venden.

¿Cuánto bajó este precio en los últimos años en el país?

El costo ha bajado varias veces en estos últimos años. Hace solo 3 o 4 años una instalación fotovoltaica podía costar 3 veces más cara.

¿Cuánto puede durar el proceso de conexión de una instalación desde las primeras fases de desarrollo e un proyecto de GD?

Una instalación pequeña para una casa puede durar un día si existen todas las condiciones. Una instalación de una potencia de 2 MW en estos momentos se tarda en montar y ponerla en la red eléctrica nacional unos 6 meses. Los parques eólicos duran un poco más, pero no mucho más. Las instalaciones que más están durando en su montaje y puesta en marcha son las de residuales de la biomasa, que duran alrededor de 4 años. Cuba tiene muchos residuales de biomasa principalmente de bagazo de caña de azúcar.

¿Cree usted que el plan solar de 700 MW del gobierno cubano es suficientemente ambicioso? ¿No le parece muy poco si se consideran los recursos de energía solar del país?

Se quiere completar los 700 MW pico de potencia fotovoltaica en 4 años. No está mal. ¿Qué vendrá después? No sabemos todavía. Depende de lo que seamos capaces de hacer y avanzar principalmente en los aspectos de acumulación de energía y de conseguir financiación para nuevas inversiones