Creado algoritmo para optimizar la producción de las plantas fotovoltaicas

Share

Unos investigadores del Departamento de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Waterloo, en Canadá, afirman haber creado un algoritmo que permitiría mejorar la producción de los sistemas fotovoltaicos. La solución, afirman los investigadores, optimiza el seguidor de punto de máxima potencia (MPP) y permite una mejor respuesta a los cambios climáticos u otras condiciones de generación.

El algoritmo, descrito en el estudio Nonlinear Optimal Feedback Control and Stability Analysis of Solar Photovoltaic Systems, publicado en la revista científica IEEE Transactions on Control Systems Technology, analiza las oscilaciones en el punto de máxima potencia de un sistema y minimiza la energía perdida durante el efecto de sombreado o las fluctuaciones impulsadas por el clima.

El equipo simuló la aplicación del algoritmo a diferentes sistemas fotovoltaicos en condiciones climáticas variables y descubrió que ofrece un rendimiento mayor de la tasa de convergencia y de la amplitud de las oscilaciones alrededor del MPP, en comparación con los resultados existentes.

Mayores beneficios

“Hemos desarrollado un algoritmo para aumentar aún más la energía extraída de un panel solar “, dijo Milad Farsi, un científico da la universidad canadiense. “No cambiamos el hardware ni necesitamos circuitos adicionales en el sistema solar fotovoltaico. Lo que desarrollamos es un mejor enfoque para controlar el hardware que ya existe”.

Las simulaciones demostraron una producción mejorada de hasta 138.9 kWh por año para una pequeña instalación solar residencial de una docena de módulos de 335 W.

“Los ahorros pueden no parecer significativos para un pequeño sistema solar de uso doméstico”, dijo Jun Liu, profesor del departamento de matemáticas aplicadas, “pero podría hacer una diferencia sustancial en las granjas solares”.

Liu calculó que si el algoritmo se aplicara a la planta fotovoltaica operativa más grande de Canadá, la instalación Sarnia de 97 MW en Ontario, su producción podría aumentar de hasta unos 960 MWh por año. Los investigadores agregaron que, en entornos donde las instalaciones están expuestas a condiciones climáticas que cambian rápidamente, como la mayoría de los territorios de Canadá, podrían lograrse incrementos de producción de energía eléctrica aún más significativos.