Proyecto solar de 200 MW será licitado en Ecuador

Share

El gobierno de Ecuador lanzará una subasta para proyectos de energía renovable a gran escala a finales de julio, a través de la cual asignará alrededor de 500 MW de capacidad de generación de energía.

En unas declaraciones a pv magazine, Carlos St. James, un miembro de la junta directiva de Latin American & Caribbean Council on Renewable Energy (LAC-CORE), una entidad sin ánimo de lucro que está asesorando al gobierno ecuatoriano para la subasta, dijo que habrá tres rondas separadas: una para dos proyectos de energía eólica, Villonaco II y Villonaco III, con una capacidad respectiva de 46 MW y 56 MW; otro para el proyecto solar fotovoltaico El Aromo, de 200 MW; y un tercero para dos docenas de proyectos eólicos, solares e hidroeléctricos pequeños con una capacidad total de 200 MW. “También habrá una ronda separada para las Islas Galápagos con proyectos pequeños y almacenamiento”, explicó.

A los desarrolladores seleccionados se le otorgará un PPA a 25 años, mientras que el único comprador de la energía generada será la empresa estatal Corporación Eléctrica de Ecuador, SA (CELEC). “Los proyectos con las ofertas más bajas junto con las fechas de inicio de operación comercial (COD) más rápidas ganarán”, agregó St. James. “Los precios deberían estar en línea con las subastas que se llevaron a cabo recientemente en Argentina”, dijo. Los proyectos se construirán en la modalidad de Construcción, Operación y Transferencia (BOT) y cuando el PPA caduque, CELEC se convertirá en el propietario de las instalaciones.

LAC-CORE organizará una reunión de inversores privados a fines de agosto en Quito.

En la actualidad, CELEC cuenta con una capacidad instalada de generación de energía de aproximadamente 6,4 GW, la cual proviene en un 70% de energía hidroeléctrica y un 30% de energía térmica. Según las últimas estadísticas de la Agencia Internacional de Energía Renovable, Ecuador tenía una potencia fotovoltaica instalada de solo 26 MW a finales de 2018. La mayor parte de esta capacidad proviene de un proyecto de 20 MW que se puso en marcha en 2014. Esto significa que no se conectó una sola planta solar a gran escala a la red del país en los últimos cinco años.