Científicos holandeses proponen un nuevo enfoque para medir el potencial solar de áreas urbanas

Share

Un grupo de investigación de la Universidad Tecnológica de Delft en los Países Bajos afirma haber desarrollado un nuevo sistema para evaluar el potencial de la fotovoltaica sobre cubierta en áreas urbanas, que ofrecería un mayor grado de precisión y requisitos computacionales reducidos en comparación con los enfoques tradicionales basados ​​en la irradiación.

El el estudio “A new approach for the fast estimation of the solar energy potential in urban environments“, publicado en la revista científica Nature,  los investigadores han descrito un nuevo método que se describe como una herramienta eficiente para ayudar a los urbanistas y arquitectos a integrar mejor la fotovoltaica en el diseño de edificios.

El nuevo enfoque se basa en dos parámetros modelados en el perfil del horizonte: el factor de vista del cielo, que es la relación en un punto en el espacio entre el cielo visible y un hemisferio centrado en un lugar determinado, y es un indicador espacial urbano útil para evaluación de la radiación y la temperatura ambiental; y el factor de cobertura solar, que determina la irradiación de la luz solar directa. “Estos dos parámetros se pueden obtener fácil y rápidamente del perfil del horizonte”, escribieron los autores del estudio.

Un modelo utilizable en cualquier clima

Según los científicos, el error de estimación máximo del modelo es inferior al 10% y el sistema también ofrece una reducción sustancial en los requisitos computacionales necesarios para calcular el rendimiento de los sistemas fotovoltaicos en entornos urbanos complejos.

El modelo es aplicable a todas las latitudes, dicen los investigadores, ya que incorpora cinco coeficientes que dependen del clima local. “Estos coeficientes se generan de una vez y luego se usan para predecir la irradiación y el rendimiento de un sistema fotovoltaico en cualquier lugar dentro de una región con un clima similar”, dijeron.

Los científicos afirman que los modelos de simulación actuales no tienen en cuenta el riesgo potencial de sombreado y dicen que su enfoque ya se ha integrado en un software que puede calcular con precisión el rendimiento energético de los sistemas fotovoltaicos en cualquier ubicación.