La AIE frente a la realidad de la fotovoltaica

Share

La semana pasada, la AIE publicó su World Energy Outlook (WEO) 2018. Incluso en su escenario más pesimista, imagina que la capacidad fotovoltaica instalada superará a la de todas las demás formas de energía, excepto la del gas, para el año 2040. Lo cual, si se ignora la predicción de un dominio continuo del petróleo, el carbón y el gas, es una buena noticia.

En cambio, en su escenario base -el Nuevo Escenario de Política- la agencia predice que entre ahora y 2035, la demanda de energía fotovoltaica disminuirá de forma constante, con solo 90 GW de nueva capacidad instalada anualmente para esa fecha. No obstante, predice que a partir de ese momento se reanudará el crecimiento de nuevo.

La AIE siempre ha pronosticado un crecimiento constantemente bajo de la energía solar y de las energías renovables. Esto llevó a Auke Hoekstra, Asesor Senior en Movilidad Eléctrica de la Universidad Tecnológica de Eindhoven en enero, a llamar la atención de la agencia por haber hecho proyecciones solares equivocadas año tras año (ver gráfico).

Tras la publicación de su último informe, Hoekstra ha actualizado su gráfico “La AIE frente a la realidad de la energía solar fotovoltaica” (ver imagen principal), que demuestra claramente que la AIE todavía no entiende (o se niega a ver) cómo funciona el mercado fotovoltaico mundial.

Pregunta: “¿Va a aprender de una vez esta gente?”

Parece ser que, para la AIE, el crecimiento exponencial de la energía fotovoltaica que la industria ha presenciado en los últimos años, es imposible. Tal vez el próximo año capte finalmente el mensaje, aunque no muchos tienen fe en que la Agencia cambie fundamentalmente sus escenarios para alejarse de los combustibles convencionales. Lo que significa que ya podemos esperar el gráfico del año que viene de Hoekstra.