La generación eléctrica de origen solar fotovoltaico superó a la generada a partir de combustibles fósiles en Uruguay en 2017

Share

El Balance Energético Nacional 2017 reúne los principales resultados del sector energético a nivel nacional para ese año. Constituye una publicación del Ministerio de Industria, Energía y Minería, a través de su dirección Nacional de Energía (MIEM-DNE).

Resulta llamativa la participación de la biomasa en la matriz primaria (43 %), que por segundo año consecutivo superó la participación de “petróleo y derivados” (36 %) que históricamente constituía la principal fuente.

Si bien la generación eléctrica creció un 3 % en 2017 con respecto al año 2016, el consumo de combustibles fósiles para dicho fin disminuyó un 46 %, y su participación en la matriz de generación eléctrica pasó del 3 % a 2 % en el último año.

Por primera vez en 2017 la generación eléctrica de origen solar fotovoltaico superó a la electricidad generada a partir de combustibles fósiles; consolidándose de esta manera el desarrollo que está presentando la energía solar en el país, que en el último año triplicó prácticamente su potencia instalada para generación.

El informe también muestra que el 49 % de la electricidad consumida por el sector industrial fue generada a partir de autoproducción; es decir, los propios establecimientos industriales generaron prácticamente la mitad de la electricidad que consumieron.

En la presente publicación se realizan mejoras en la estimación del consumo final energético por sector a través de la realización de la encuesta de consumos y usos de la energía en el sector Industrial. En particular se menciona: la mejora incorporada en la asignación del consumo de energía solar térmica en el sector industrial, la apertura sectorial del consumo eléctrico asociado a microgeneración solar fotovoltaica, así como la reclasificación del consumo de combustibles en actividades aeroagrícolas que estaba siendo considerado en el sector transporte.