La fotovoltaica en el mundo: España

Share

La compañía automovilística SEAT se propuso disminuir en un 25 % su impacto ambiental en el periodo 2011-2018. Ese reto se cumplió con dos años de antelación, en 2016, y la empresa ha fijado su objetivo en la reducción de un 50 % para el año 2025.

Según los datos proporcionados por la empresa, SEAT consume, en comparación con la media de los fabricantes de su sector en Europa, aproximadamente, la mitad de energía para producir un vehículo, un 23 % menos de agua y emite un 65 % menos de CO2. Una de las mayores iniciativas en términos de medio ambiente es SEAT al Sol, la planta solar más grande de la industria automovilística en Europa y una de las más grandes del mundo (53.000 paneles), con una superficie de 276.000m2, equivalente a 40 campos de fútbol, que permiten generar más de 17 millones de kWh anuales.

Por su parte, el Grupo BBVA se compromete a gestionar los recursos ambientales y sociales y minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos; de forma que el 70 % de la energía contratada por sea renovable en 2025, y el 100 % en 2030.

Desde 2015 el 100 % de la energía que consume BBVA en España es en su totalidad renovable, con Certificados de Origen que aseguran su procedencia. Esta es una de las medidas que se incluían en el Plan Global de Ecoeficiencia 2016-2020 por el que se establecía que un 48 % de la energía consumida en el Grupo fuera de origen renovable.

También en Paraguay, donde la generación de energía es de origen renovable, este hito es una realidad.

Por su parte, BBVA Bancomer en México también está dando pasos para conseguir este objetivo. La entidad firmó un PPA o convenio de suministro por 15 años con el Grupo Enel, a través de su filial mexicana Enel Green Power México, con el que desde 2017 el consumo eléctrico de sus principales sedes y de la red de sucursales procede de un parque eólico construido para tal fin.

The Climate Group y CDP han trabajado conjuntamente para poner en marcha RE100, una iniciativa de la que forman parte compañías influyentes que operan en sectores de lo más diversos, desde tecnologías de la información y servicios financieros al sector farmacéutico y automovilístico.

odas las compañías que se unan a la campaña deben hacer público su compromiso de alcanzar el 100% de energía renovable y deben o bien obtener el 100% de su electricidad de fuentes renovables. Todos los miembros deben tener una estrategia de energía renovable (ER) con plazos creíbles para conseguir el objetivo del 100% de ER. Es requisito mínimo alcanzar ese objetivo en 2050

Las compañías tendrán que reportar de forma anual su estrategia de energía renovable y su progreso.