SolarWorld Americas dona paneles solares para un orfanato en Haití rural

El fabricante estadounidense de células y módulos solares de silicio cristalino SolarWorld Americas Inc., ha anunciado que el orfanato y escuela Hope for Haiti’s Children ubicado en Thomazeau, Haití, cuenta con dos instalaciones fotovoltaicas donadas por la empresa e instaladas gratuitamente JD Solar Solutions, con sede en Bolton, Connecticut.

El orfanato y escuela Hope for Haiti Children se encuentran en una zona desértica de difícil acceso, a más de una hora de distancia de la ciudad capital de Puerto Príncipe.

A principios de 2017, SolarWorld Americas entregó los paneles solares a través de su programa Solar2World para suministrar programas comunitarios de electrificación rural en economías en desarrollo.

Ahora, en asociación con la organización sin ánimo de lucro Water Mission, la compañía también ha suministrado paneles solares para alimentar 10 sistemas de bombeo de agua a la comunidad, suficientes para satisfacer las necesidades de 175.000 residentes.

“Además de alimentar necesidades tales como artefactos de iluminación y electrodomésticos de cocina, la energía solar se utilizará para bombear agua a cisternas y tanques para usar las 24 horas del día”, dice James Dean, de JD Solar Solutions. Las instalaciones se han anclado y lastrado para soportar vientos de hasta 130 mph, dice.

Con el sistema de energía solar completado esta primavera, la organización puede aumentar significativamente el número de huérfanos atendidos en la instalación durante los próximos años. También se espera que el sistema solar reduzca su factura mensual de diesel de $ 500 a $ 100, sin incluir ahorros considerables en las facturas de mantenimiento.

“Estamos muy agradecidos por el impacto que SolarWorld y sus socios han tenido en nuestro orfanato y escuela”, dice Ken Bever, presidente de Hope for Haiti’s Children. “Desde 2009, nuestras instalaciones han sido impulsadas por un generador diesel grande, que ha resultado en miles de dólares gastados anualmente en combustible y costos de mantenimiento. Con el ahorro de costos de este sistema eléctrico alimentado por energía solar, podremos dirigir esos fondos para proporcionar más servicios a los 400 niños pobres que asisten a nuestra escuela y a los niños que viven en nuestro orfanato”.