Investigadores en Finlandia desarrollan una prueba de envejecimiento mejorada para perovskitas

Share

Investigadores de la Universidad Aalto de Finlandia han propuesto un método nuevo y simplificado para probar células solares basadas en perovskita y tecnologías sensibilizadas con tinte para la degradación.

Los investigadores explican que su método de fotografía de bajo umbral podría detectar incluso una ligera desintegración en una estructura de perovskita, con resultados más fiables que los dispositivos de medición óptica, y menor complejidad y requisitos de trabajo que la cristalografía de rayos X comúnmente utilizada.

El método se basa en la detección de cambios en el color provocados por el envejecimiento. Muchas células sensibilizadas con colorante contienen yodo, que es de color amarillo brillante y gradualmente se vuelve transparente con la edad. Algunas perovskitas, mientras tanto, comienzan oscuras y se vuelven más amarillas con la edad.

El equipo nota varias deficiencias en los métodos actuales de test de envejecimiento, y afirma que las pruebas de envejecimiento de mejor calidad podrían hacer una contribución importante para extender la vida útil de estas dos tecnologías celulares. El equipo ya ha sido capaz de sugerir varias formas de aumentar la vida útil de las células.

“Comprender el mecanismo de envejecimiento es muy importante”, explica la profesora adjunta, Kati Miettunen. “Al modificar la estructura celular y el electrolito, hemos logrado aumentar hasta diez veces la vida útil de las células solares”.

Un estudio previo de la Universidad Aalto descubrió que la mayoría de las pruebas de envejecimiento de las células solares de perovskita no proporcionaban datos precisoshttps://www.pv-magazine-latam.com/2018/02/12/las-pruebas-sobre-el-envejecimiento-de-la-perovskita-y-las-celulas-solares-tratadas-con-tinte-deben-mejorar-segun-un-estudio/, gracias a los pequeños tamaños de muestra o la falta de detalles sobre las condiciones ambientales, como la temperatura, la humedad, etc.

En ese momento, el grupo de investigación dijo que celebraría una serie de conferencias y trabajaría con otros especialistas para establecer pautas comunes para las pruebas de envejecimiento. “El campo necesita estándares comunes. Las pruebas de alta calidad, bien informadas y estandarizadas reforzarían la confianza de la industria y los inversores en las tecnologías “, dijo Miettunen.