La fotovoltaica en el mundo: España y Portugal

Baywa r.e., la filial de energía renovable del grupo agrícola e industrial alemán Baywa, se ha asegurado un PPA de 15 años para su parque solar Don Rodrigo de 170 MW, que se encuentra actualmente en desarrollo en Alcalá de Guadaira, Andalucía, en el sur de España.

Baywa dijo que el los trabajos preliminares para la instalación de la central ya comenzaron, y que la construcción y la conexión a la red se finalizarán a fines de este año.

Se prevé que el parque solar, que se planea desplegar en una superficie de 265 hectáreas, genere alrededor de 300 GWh por año y cubra el consumo anual de alrededor de 93.000 hogares. “El hecho de que podamos implementar tal proyecto completamente sin subsidios del gobierno se debe, en particular, a la optimización constante de los costos del sistema”, dijo el director de energía de Baywa, Matthias Taft. La instalación, de hecho, venderá energía al proveedor de energía con sede en Noruega Statkraft.

Este es el tercer PPA para solar a gran escala anunciado en España desde que el negocio para grandes parques solares recuperase impulso. A fines de marzo, el desarrollador español de energía renovable, Cox Energy, se aseguró un PPA a largo plazo para 660 MW de energía solar del distribuidor español de energía, Audax. La firma británica Foresight anunció el primer PPA solar de España a fines de diciembre.

Mientras tanto en Portugal, el gobierno ha anunciado la creación de un grupo de trabajo ad-hoc para fomentar el desarrollo de proyectos de energía solar a gran escala.

En un documento publicado en el diario oficial del país el lunes, el gobierno dijo que la nueva entidad se creará dentro de 15 días y que estará formada por la delegada del gobierno Ana Lúcia de Jesús Costa Avelar Dia, dos representantes de la Dirección General de Portugal para Energía y Geología (DGEG), y dos representantes de los operadores de la red de transporte y de la red de distribución.

La principal misión del grupo de trabajo, destacó el gobierno en el documento, será promover el análisis de todos los procedimientos para la autorización de proyectos solares bajo régimen especial y en el régimen general de remuneración, en particular, así como la publicación de información sobre la capacidad de recepción actual y las condiciones de conexión a la red. La nueva entidad también deberá proponer e implementar los mecanismos necesarios para la disponibilidad de red de todas las zonas del sistema interesadas por los proyectos solares, informando en particular su disponibilidad en términos de capacidad de inyección y restricciones.

En pocas palabras, la nueva entidad deberá asegurarse de que se implementen las reglas para la selección de proyectos, que fueron emitidas por el gobierno a principios de marzo. Estas disposiciones tenían como objetivo seleccionar una primera gran parte de los proyectos de energía solar entre la gran cantidad de propuestas de proyectos presentadas a la DGEG, que en ese momento había alcanzado una capacidad combinada de 754 MW.