La fotovoltaica en el mundo: Guinea Bissau y Austria

Share

El Banco Mundial lanzó una licitación para buscar empresas consultoras interesadas en llevar a cabo un estudio de viabilidad para la construcción de un parque solar con almacenamiento solar en Guinea Bissau, África Occidental.

La institución financiera internacional dijo que el proyecto tendrá un rango de potencia de 20 MW a 30 MW, y que tendrá como objetivo estabilizar el suministro de energía en el país, así como proporcionar una generación adicional de menor costo.

El estudio de viabilidad representará la Fase I del proyecto, mientras que la Fase II incluirá el lanzamiento de una licitación para el diseño y la construcción de la planta de energía.

La fecha límite para presentar ofertas para la Fase I es el 10 de abril de 2018. Se espera que el consultor seleccionado lleve a cabo un análisis GIS para evaluar las limitaciones de la tierra y proponer hasta tres sitios para el desarrollo de proyectos con aportes del gobierno local, dijo el Banco Mundial en el documento de licitación.

La inclusión de un sistema de almacenamiento en el proyecto se concibió para proporcionar estabilidad de red, extender la generación de energía a horas de la tarde y proporcionar servicios auxiliares a la red, agregó. La instalación solar venderá energía a la empresa eléctrica nacional EAGB en virtud de un PPA a largo plazo.

Guinea Bissau, que tiene una de las tasas de electrificación más bajas y los costos más altos del servicio eléctrico en África, hasta la fecha no ha visto mucho progreso en el campo de la energía solar. Actualmente, cubre alrededor del 90 % de su demanda con combustibles de petróleo importados e importaciones de energía de Senegal.

 

La ministra de Medio Ambiente de Austria, Elisabeth Köstinger y el ministro de Transporte, Norbert Hofer, presentaron el martes un nuevo borrador del plan para la estrategia integrada de clima y energía (IKES) “# mission2030” al gobierno.

El plan apunta a cambiar el suministro de energía a un 100 % de energía renovable para el año 2030. Un paso importante en este sentido es el “programa de 100.000 azoteas” para sistemas fotovoltaicos solares y almacenamiento en el hogar. “Bajo el nuevo plan, cada propietario podrá producir su propia energía”, explicó Köstinger.

La asociación local de fotovoltaica, Photovoltaic Austria (PVA) ha acogido con satisfacción el nuevo plan, pero también ha destacado que los detalles del “programa de 100.000 techos” todavía tienen que ser revelados. “Espero que el siguiente proceso de consulta aporte claridad aquí. Aunque la mayor parte del trabajo todavía debe realizarse, la ruta tomada puede llevar a Austria a la cima de la producción de energía limpia en la UE para 2030 “, dijo Hans Kronberger de PVA.

El borrador presentado establece que el “Programa de almacenamiento fotovoltaico y pequeño de 100.000 techos” planeado debería proporcionar apoyo a la inversión. Además de la abolición del impuesto a la electricidad, deberían eliminarse los obstáculos a la inversión en las reglamentaciones pertinentes. En particular, se debe facilitar la construcción de proyectos fotovoltaicos comunitarios y sistemas comerciales en la azotea.

Según Kronberger, la abolición de los impuestos para el autoconsumo de energía solar, que está actualmente en vigor (Sonnensteuer), sería inmediatamente exigible en el Parlamento. Incluso el Ministro de Medio Ambiente calificó este impuesto como “absurdo”.

Greenpeace, sin embargo, ha presentado un análisis exhaustivo de “# mission2030” y habló de un “fracaso del gobierno”. Sobre todo, la organización ambiental critica la falta de responsabilidades concretas, calendarios vinculantes y buenas condiciones de financiación.

Además, alega que las propuestas no serán suficientes para hacer que Austria sea neutra en carbono. Para alcanzar este objetivo, dijo Greenpeace, los gases de efecto invernadero deberían caer al menos en un 55 % para 2030 y el consumo de energía, reducirse en un tercio.