Científicos británicos usan potasio para ajustar los defectos de la perovskita

Las células solares de perovksita son bien conocidas entre los investigadores por su potencial para actuar como células solares de alta eficiencia. Las universidades e institutos de todo el mundo están trabajando en las posibles soluciones a los problemas de estabilidad y sensibilidad que hasta ahora han impedido su adopción a nivel comercial.

Un equipo liderado por la Universidad de Cambridge ha logrado un avance, descubriendo que simplemente agregando una solución de yoduro de potasio a la tinta de perovskita puede tener los efectos dobles de “sanar” los defectos que limitan la eficiencia del material e inmovilizan el movimiento de iones, lo que podría llevar a aumentar la estabilidad de las células.

“Hasta ahora, no hemos sido capaces de estabilizar estos materiales del modo que necesitamos, así que hemos estado tratando de inmovilizar el movimiento de los iones mediante la modificación de la composición química de las capas de perovskita”, dijo el Dr. Sam Stranks, quien dirigió la investigación. “Esto permitiría usar las perovskitas como células solares versátiles o como LED de colores, que son esencialmente células solares que funcionan en orden inverso”.

La técnica desarrollada por los investigadores, descrita en la revista Nature, implica la adición de yoduro de potasio a la solución de perovskita. Los científicos dicen que su técnica es compatible con los procesos roll-to-roll y, por lo tanto, es fácilmente escalable.

“Hemos encontrado que las perovskitas son muy tolerantes a los aditivos: puede agregar nuevos componentes y funcionarán mejor”, dijo el coautor del proyecto, Mojtaba Abdi-Jalebi. “A diferencia de otras tecnologías fotovoltaicas, no necesitamos agregar una capa adicional para mejorar el rendimiento, el aditivo simplemente se mezcla con la tinta de perovskita”.

Los dispositivos fabricados con la solución de perovskita y potasio lograron una eficiencia del 21,5 % y “mostraron una buena estabilidad”, según los investigadores. El equipo teoriza que sus células podrían usarse como la capa superior en una célula solar tándem, con silicio cristalino o un material alternativo.